Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado y Arrimadas avanzan en su alianza en el País Vasco, pero no en Galicia

Ciudadanos renuncia al nombre de "Mejor Unidos" para la candidatura gallega pero siguen sin acuerdo

Pablo Casado e Inés Arrimadas, este martes en el Congreso. PP) | Vídeo: Atlas

PP y Ciudadanos están próximos a cerrar un acuerdo para concurrir en coalición en las elecciones del País Vasco, pero siguen tan lejos como antes de suscribir el mismo pacto en Galicia. La reunión que mantuvieron este martes durante hora y media en el Congreso Pablo Casado, Inés Arrimadas y sus dos hombres fuertes —Teodoro García Egea y José María Espejo— sirvió sobre todo para avanzar en el pacto vasco, que incluirá a referentes de UPyD. Arrimadas anunció que llamará personalmente a Alberto Núñez Feijóo en un último intento de convencerle.

El pacto entre PP y Ciudadanos para ir juntos a las elecciones vascas del 5 de abril está muy cerca. No así el de Galicia, que sigue tan lejos como antes de la cita de ayer. El acuerdo vasco centró casi toda la reunión de los dos líderes y sus colaboradores —José María Espejo es el secretario general del grupo parlamentario de Cs, pero todo indica que se convertirá también en el número dos orgánico de Arrimadas si esta gana el congreso de marzo— y ambos partidos reconocieron después los avances. Cs acepta que Alfonso Alonso, líder del PP vasco, encabece allí la lista conjunta y ha renunciado al nombre de “Mejor Unidos” que propuso como fórmula de colaboración. Lo más probable es que en la papeleta figuren solo las siglas de ambos partidos.

La coalición integrará a personas relevantes de UPyD y de la sociedad civil, explicó Arrimadas en el escritorio del Congreso tras el encuentro con el PP en la sala Sert de la Cámara baja. La eurodiputada Mayte Pagazaurtundúa, de UPyD pero integrada en el grupo de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, es uno de los perfiles a los que se quiere sumar, según fuentes de Cs, aunque no necesariamente en la lista. Pagazaurtundúa fue presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y es hermana de Joseba Pagazaurtundúa, asesinado por ETA en Andoain (Gipuzkoa) en 2003.

Los avances en el pacto en Euskadi apuntan a lo que algunas fuentes de Ciudadanos transmiten en privado: que al final, aunque la propuesta de Arrimadas ha sido siempre un pacto a la vez en los tres territorios que celebran elecciones en 2020 —País Vasco, Galicia y Cataluña—, es probable que el partido sea pragmático y cierre el acuerdo en Euskadi y Cataluña pero no en Galicia, ante la negativa del PP. Este martes, Arrimadas reconoció el “escollo” con Feijóo en el acuerdo gallego y evitó confirmar si seguirá adelante en las otras dos comunidades. “Vamos a intentar hasta el último momento que haya un acuerdo global en los tres territorios”, confió. El plazo para registrar las coaliciones electorales termina el próximo jueves en Galicia, y el viernes en el País Vasco. Después de esas fechas, hasta el 1 de marzo es posible registrar listas electorales.

Sin condiciones

Ciudadanos, que carece de representación los Parlamentos vasco y gallego, ha rebajado todas sus peticiones en Euskadi y Galicia y ya solo pide al PP que acepte la fórmula jurídica de la coalición electoral. Apenas pone más condiciones. El presidente de la gestora que pilota la formación, Manuel García Bofill, envió el lunes una carta a Alberto Núñez Feijóo en la que asegura que el partido “renuncia a que la coalición reciba un nombre distinto (como Mejor Unidos) al que componen las siglas de los partidos firmantes”. Es decir, que admite que la papeleta se encabece con las siglas del PP y de Cs, aunque al principio Arrimadas quiso evitar que la fórmula fuera una “suma de partidos” y buscaba una transversalidad ideológica. Tampoco reclama puestos en las listas.

El PP insistió en ofrecer a Cs que se integre en sus listas en Galicia, una opción que Arrimadas sostiene que no aceptará. Cs prefiere presentarse en solitario en ese caso, aunque Arrimadas llamará in extremis a Feijóo para intentar que le explique qué problemas ve en coaligarse con Cs si apenas reclaman nada.

“En Galicia el espacio de centro derecha está cohesionado en las siglas del PP”, incidió tras la cita García Egea, que además quiso englobar estos acuerdos en la estrategia nacional de confluencia del centro derecha que propone Casado, a la que Arrimadas no ha dicho que sí. PP y Cs, subrayó Egea, están de acuerdo “en lo fundamental: en decir sí a España Suma”.

Desequilibrio de fuerzas y de cargos

La fortaleza de Ciudadanos en la negociación con el PP es Cataluña, donde sus 36 diputados superan en mucho a los cuatro del PP. Pero las elecciones catalanas aún no tienen fecha, y en Galicia y País Vasco la desproporción es muy evidente. En Galicia, el PP gobierna con mayoría absoluta y cuenta con 1.631 concejales por los 33 de Cs, que no tiene diputados. En el País Vasco, el PP cuenta con 9 diputados, 11 junteros y 55 concejales. Cs no tiene.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >