Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox convierte las denuncias y querellas judiciales en el ariete de su ofensiva política

Abascal lleva a los tribunales a Pedro Sánchez, Dolores Delgado, la Eurocámara, el Parlament y Podemos

El presidente de Vox, Santiago Abascal (centro), durante la concentración del pasado domingo en Madrid.
El presidente de Vox, Santiago Abascal (centro), durante la concentración del pasado domingo en Madrid.

Vox ha denunciado en solo cuatro días al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la exministra de Justicia Dolores Delgado; a tres abogados del Estado; al Parlamento Europeo; a cinco miembros de la Mesa del Parlamento catalán y a Podemos.

El líder del partido, Santiago Abascal, anunció una “guerra sin cuartel” contra el nuevo Gobierno en el Parlamento, las calles y los tribunales. Pero mientras las vacaciones parlamentarias de enero mantienen forzosamente al ralentí el frente parlamentario y la protesta callejera se estrenó el pasado domingo, con resultado desigual, ante ayuntamientos de toda España; el frente judicial no da tregua.

El pasado lunes, Vox anunció una querella criminal en el Supremo contra Sánchez y Delgado por forzar supuestamente la posición de la Abogacía del Estado en la aplicación de la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo sobre Oriol Junqueras para facilitar el pacto con ERC; y otra en los juzgados de Madrid contra los tres abogados del Estado que firmaron las alegaciones.

El martes, Abascal viajó a Estrasburgo para presentar una demanda contra el Parlamento europeo por “extralimitación en sus funciones” al reconocer a Carles Puigdemont y Toni Comín como eurodiputados.

El miércoles, interpuso una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra cinco miembros de la Mesa del Parlament por seguir considerando diputado autonómico al presidente de la Generalitat Quim Torra, pese a la decisión de la Junta Elector Central.

El mismo día, Vox anticipó que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la decisión de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, de dar por bueno el acatamiento con añadidos de la Constitución de los diputados independentistas.

Este jueves anunció una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por la presunta financiación irregular de Podemos por parte del Gobierno boliviano encabezado por Evo Morales.

No se sabe cuántas de estas querellas serán archivadas o inadmitidas a trámite, como ha sucedido en el pasado con muchas de las presentadas por Vox, pero su mero anuncio tiene ya un fuerte impacto propagandístico.

Vox usó a fondo el potente altavoz que le brindó su presencia como acusación popular en el juicio del procés en un momento en que estaba fuera de las instituciones, y algunas de sus iniciativas se han coronado con éxito, como la condena a Torra por negarse a retirar los lazos amarillos, aunque lo decisivo fuera la posición de la Fiscalía.

Con las arcas del partido saneadas y un equipo jurídico notablemente reforzado, Vox va a poner muy difícil al Gobierno cumplir su objetivo de desjudicializar la política. Abascal ve los tribunales como una trinchera de la guerra contra Sánchez.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información