Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox renuncia a la visibilidad a cambio de poder local en la sombra

El partido ultranacionalista dirigirá órganos municipales, pero entrará en pocos gobiernos de coalición

Los concejales de Vox en el Ayuntamiento de Madrid Pedro Fernández, a la izquierda, y Javier Ortega Smith. En vídeo, primeras palabras de Ortega Smith como portavoz de Vox en el Ayuntamiento de la ciudad.

Santiago Abascal, líder de Vox, inauguró la jornada en la que se constituían los ayuntamientos salidos de las urnas del 26M con un tuit contundente: “Vox estará en el gobierno de todos los municipios donde su voto sea decisivo para arrebatar las alcaldías a la izquierda”. Sin embargo, conforme avanzaba el día se confirmaba que el partido ultranacionalista estará en muy pocos gobiernos municipales, aunque sí tendrá poder en la sombra, en forma de presidencias de distrito o entes municipales, en ayuntamientos gobernados por PP y Ciudadanos.

Madrid, la joya de la corona del poder municipal, escenificó el intento por mantener las concesiones a Vox alejadas de los focos. El flamante alcalde, el popular José Luis Martínez-Almeida, aseguró que las funciones que van a tener los cuatro concejales ultranacionalistas, cuyo voto fue decisivo para su elección, aún no están cerradas.

El cabeza de lista de Vox, Javier Ortega Smith, indicó que la participación de su grupo en el gobierno municipal se concretará en los próximos 20 días, aunque fuentes del PP apuntaron que se cederá la presidencia de juntas de distrito y de organismos municipales.

La existencia de pactos en diferido, o cuanto menos opacos, se repitió en muchos otros lugares y provocó interpretaciones contradictorias. En Granada, el nuevo alcalde, Luis Salvador, de Ciudadanos, aseguró que los ediles de Vox no estarían “dentro del gobierno” municipal, aunque sí tendrían “algunas funciones”. Lo contrario de lo que aseguró el portavoz de Vox en el Ayuntamiento, Onofre Miralles: “Formar parte del equipo [de gobierno] está cerrado, aunque no las condiciones”.

La inesperada alcaldía de Roales del Pan

Vox apenas logró traducir su poder muncipal en alcaldías, más allá de las cinco mayorías absolutas logradas el 26M en cuatro aldeas de Castilla y León y una de Castilla-La Mancha. La sorpresa saltó en Roales del Pan, un municipio zamorano de casi 1.000 vecinos donde Vox obtuvo su único concejal de la provincia. Los ediles del PP y PSOE le votaron para desbancar al hasta ahora alcalde, de la formación localista Por Zamora, que era la lista más votada, y el concejal de Vox se convirtió en alcalde.

Por lo demás, el malestar de algunos militantes del partido de Abascal se reflejó en la constitución de varios ayuntamientos. El caso más sonado fue el de Burgos, donde los ediles de Vox no votaron al candidato del PP y permitieron la investidura de un alcalde del PSOE.

Aunque el PP y Vox pactaron gobernar juntos en los municipios donde tuvieran mayoría absoluta, al final han sido muy pocos donde esto ha ocurrido. Entre ellos, las localidades almerienses de El Ejido y Roquetas de Mar, ambas con alcalde del PP. En la primera Vox gestionará cuatro concejalías, incluida Urbanismo, mientras que en la segunda está pendiente el reparto. En la capital de la provincia, el portavoz de Vox aseguró que había llegado a “acuerdos de carácter general con el alcalde” y tenía su palabra de “discutirlos en los próximos días”.

Vox obtuvo 530 concejales y un 2,9% de los votos en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo, lo que supuso una fuerte caída respecto a las generales, celebradas menos de un mes antes.

La dirección nacional dio instrucciones a sus ediles para que apoyaran a los candidatos de PP y Cs allá donde fuera posible desbancar a la izquierda y pedir como contrapartida su entrada en el gobierno municipal “en proporción” a los votos que tuvieran.

No siempre fue fácil. En San Sebastián de los Reyes (Madrid) el candidato socialista logró la alcaldía, aunque las tres derechas sumaban mayoría. En Palencia, la edil de Vox, Sonia Lalanda, apoyó al candidato de Ciudadanos, pese a calificar de “indignidad” el intercambio de las instituciones de Castilla y León pactado por este partido con el PP. Eso sí, la concejal ultranacionalista gestionará un área de promoción y desarrollo local.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información