Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda crece pero aún necesita apoyos para gobernar

PSOE, Podemos y Compromís sumarían 165 escaños, quedándose a 11 de la mayoría en el Congreso. Todavía hay un 26% de votantes indecisos

Pedro Sánchez llega a la semana decisiva de la campaña asentado como claro favorito para ganar las elecciones del domingo, pero necesitará el apoyo de los nacionalistas para forjar una mayoría absoluta que sustente un Gobierno estable, dado el rechazo frontal de Ciudadanos a pactar, según los resultados de una encuesta de 40dB para EL PAÍS. El PSOE lograría el 28,8% de los votos y 129 escaños, ampliando en relación con el sondeo de hace un mes su ventaja sobre el segundo (el PP, que obtendría un 17,8% y 75 diputados, su peor resultado histórico). Sánchez sumará más escaños que populares y Cs juntos y su avance permite una clara ventaja del bloque de izquierdas sobre unas derechas que se alejan de la mayoría absoluta, pese a la irrupción de Vox con 32 diputados.

La campaña del 28-A inicia este domingo su semana final con dos debates sucesivos en televisión que pueden resultar determinantes dado el elevado porcentaje de indecisos y con Pedro Sánchez en cabeza en todas las encuestas. Casi tres años después de haber firmado el peor resultado de los socialistas en democracia, Sánchez parece con todo a su favor para rematar su complejo recorrido al frente del PSOE con la primera victoria de su partido en las urnas en 11 años.

Sin embargo, el panorama de la gobernabilidad continúa siendo complejo. El bloque de izquierdas PSOE-Unidas Podemos-Compromís suma 165 diputados, según concluye la encuesta (realizada con 2.000 entrevistas entre el lunes y el jueves, en plena campaña y con todas las estrategias sobre la mesa). Son 11 menos de la mayoría absoluta (176 escaños en un Congreso de 350). Los siete parlamentarios que los socialistas ganarían sobre los datos del sondeo de 40dB. para este periódico de hace casi un mes compensan los mismos que se dejaría la alianza que encabeza Pablo Iglesias, y afianzan la ventaja de las izquierdas ante el descenso de populares y Cs.

Un acuerdo entre los socialistas y Cs, que sumarían según el sondeo 178 parlamentarios, resulta cada vez más dudoso, vistas las reiteradas afirmaciones en las últimas semanas de Albert Rivera, mientras el PSOE se limita a no cerrar puertas y opinar que un triunfo claro de sus siglas hará cambiar de opinión a Cs. Así, para seguir en La Moncloa, Sánchez deberá buscar socios entre quienes le apoyaron en la moción de censura con la que descabalgó a Mariano Rajoy.

Una de las opciones que mejor vería el PSOE —sumar a Unidas Podemos una alianza con Compromís y el PNV, partidos con los que ya cogobierna en la Comunidad Valenciana y Euskadi, respectivamente— se quedaría según el sondeo en puertas de la mayoría absoluta, con 170 escaños. En esas circunstancias, cobra importancia clave el resultado de los independentistas catalanes —los posibles aliados más arriesgados para Sánchez, en pleno desafío secesionista y con Cataluña convertida en clave de bóveda de la oposición y la campaña de la derecha— y en especial de ERC, cuyas buenas perspectivas ratifica este estudio, según el cual pasaría de sus nueve escaños actuales a 13, claramente por encima de los cinco de Junts per Catalunya.

La alianza que prefieren los encuestados sigue siendo la de la moción de censura: un acuerdo entre los socialistas, Unidas Podemos y los nacionalistas es la elección del 36,8% de los encuestados, casi tres puntos más que cuando en marzo se les inquirió por la misma opción y 14 por encima de la siguiente posibilidad, un tripartito PP-Cs-Vox similar al acuerdo andaluz.

Un hipotético consenso entre socialistas y Ciudadanos (opción por la que se decanta el 22% de los sondeados) continúa dividiendo a sus respectivos electorados, pero en especial a quienes se declaran votantes de Cs. Estos últimos dan por hecho además de forma muy mayoritaria que, si su partido tiene una posibilidad de elegir, terminará buscando antes un tripartito a la andaluza que un pacto con Sánchez.

El PSOE, cuya intención de voto directa se acerca a triplicar a la del PP, eleva la fidelidad de sus electores: el 73,5% de quienes le apoyaron en 2016 asegura que repetirá el domingo (nueve puntos más que en el pasado sondeo). Y mantiene su movilización de los abstencionistas más que cualquier otra formación.

Pablo Casado no logra rentabilizar ni su campaña de durísimos ataques a Sánchez, ni el viraje conservador que ha dado al partido desde que asumió su presidencia hace hoy nueve meses, ni sus fichajes para las listas. Su estreno en las urnas al frente del PP va camino de convertirse en el peor resultado del partido desde su creación en 1989. La encuesta le da 75 escaños (uno menos que en marzo), cediendo 62 parlamentarios y 15 puntos con respecto a la última cita electoral. Y no solo no le serviría la foto de Colón —aliarse con Cs y Vox— para llegar a gobernar: la encuesta sitúa al PSOE con cinco diputados más que la suma de PP y Ciudadanos, al combinarse el crecimiento socialista con la tendencia a la baja de los de Rivera, a los que este estudio electoral da seis escaños y por encima de tres puntos menos que en marzo, si bien se consolidan como tercera formación del Congreso. Casado no logra reducir las fugas a Vox: el 20,2% de sus apoyos en 2016 señalan que ahora votarán a la formación ultra. El PP registra la fidelidad de voto más baja (41,3%, siete puntos menos que Cs y 32 menos que el PSOE), pero además apenas logra pescar nada en caladeros ajenos ni entre los abstencionistas.

El regreso de Pablo Iglesias a la primera línea política no frena el descenso de Unidas Podemos, que pasaría a ser la cuarta fuerza de la Cámara con 33 escaños, solo uno por encima de la ultraderecha, frente a los 71 que tiene en la actualidad. La coalición que encabeza Iglesias sigue pagando la crisis interna de Podemos y se deja en favor de los socialistas uno de cada cinco votantes que tuvo en los comicios de hace tres años.

Junto a la entrada de Vox, las urnas pueden llevar por vez primera al Congreso a una formación animalista. El sondeo confirma las previsiones de otros estudios y otorga dos escaños al PACMA, después de 16 años de historia y un creciente apoyo que por el momento no se ha traducido en ningún cargo público.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información