Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos hará primarias con solo una semana de campaña interna

El proceso se reduce a tres días en el caso del cabeza de lista para las elecciones europeas

Ciudadanos tiene prisa para proclamar a sus candidatos en las próximas elecciones europeas, autonómicas y municipales. La negociación del Gobierno andaluz retrasó las primarias, que se extenderán hasta la primera semana de marzo, y la consecuencia es un proceso rápido con solo una semana de campaña para los candidatos, que se reducen a tres días en las europeas. El partido defiende que es un tiempo suficiente, mientras que candidatos de base pedirán en el Consejo General de hoy una campaña de 15 días y más garantías en el voto telemático.

Albert Rivera, líder de Ciudadanos, presenta el libro de Luis Garicano, candidato de su partido a las europeas. En vídeo, declaraciones de Rivera este lunes sobre el proceso de primarias.

El Consejo General de Ciudadanos, máximo órgano entre congresos, se reúne este viernes para aprobar el calendario y el reglamento de las primarias con las que se elegirán a todos los cabeza de lista a las próximas elecciones del 26 de mayo. A ese órgano, la dirección llevará una propuesta de calendario que contempla unas primarias exprés para las europeas, y algo más largas para las autonómicas y municipales, aunque bastante más breves que las que hacen otros partidos como el PSOE. Candidatos de la base que no tienen el apoyo de la dirección consideran que las condiciones del proceso no permiten una verdadera competición, y llevarán una propuesta al Consejo para pedir más garantías.

El proceso que elegirá con casi total seguridad al economista Luis Garicano como candidato de Ciudadanos a las elecciones europeas de mayo durará, de principio a fin, exactamente seis días. En ese tiempo —desde este domingo, cuando se podrán presentar las candidaturas, hasta el viernes 8 de febrero, cuando termine el plazo para votar— si algún afiliado quisiera disputarle al economista del partido el puesto de cabeza de lista tendría tres días para convencer a los militantes y conseguir su voto. Tres días es el tiempo oficial de campaña estipulado por la dirección, que considera más que suficiente ese plazo para que algún otro candidato pueda promocionar internamente su candidatura contra Garicano, a quien el líder nacional, Albert Rivera, ya ha mostrado además su apoyo en público como candidato.

No se prevén candidatos alternativos a Garicano, y por lo tanto nadie ha formulado quejas al partido sobre un proceso exprés que no parece dar muchas posibilidades a la competición efectiva. Garicano sustituye al ahora eurodiputado Javier Nart como cabeza de lista, que tampoco ha dado problemas para dar un paso atrás, y seguirá yendo en la lista.

El runrún sí existe, en cambio, en las candidaturas autonómicas y municipales, donde sí se van a postular candidatos de la base sin apoyo del aparato. Estos se han movido para llevar a través de uno de los consejeros una propuesta al máximo órgano de decisión de Ciudadanos en la que reclaman un proceso más garantista. Esta propuesta, a la que tuvo acceso EL PAÍS, pide una campaña electoral de 15 días para permitir una competición en igualdad de condiciones en el caso de candidatos no conocidos. Las primarias para la elección del candidato a alcalde de Madrid en el PSOE, por ejemplo, duran tres semanas, del 18 de febrero al 9 de marzo.

Pero en la cúpula de Ciudadanos consideran que el tiempo de campaña es poco relevante en un mundo digital y que incluso con 24 horas bastaría. De fondo a nadie escapa que está el poco interés en aflorar tensiones internas en un partido que presume de ser el más cohesionado de todos. Pero cierta marejada interna sí ha provocado ya que se abra algo la mano: la propuesta de la dirección va a ser al final que la campaña dure siete días, en vez de los tres que tendrá Garicano y de las escasas 48 horas que se fijaron para las primarias que eligieron a Juan Marín líder andaluz de Ciudadanos.

Aunque no satisface a todos. Juan Carlos Bermejo, uno de los candidatos de base que se enfrentará a Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid, se queja de que “el espíritu de las primarias no se está cumpliendo”. “Nosotros tenemos que ser ejemplares. El PSOE da tres semanas para unas municipales y nosotros siete días para las autonómicas, no hay por donde cogerlo”, se queja Bermejo a EL PAÍS.

El Consejo debatirá también una propuesta para mejorar la seguridad del voto telemático, que según está no garantiza la verdadera identificación de los votantes. La dirección considera que su sistema es 100% fiable.

Competición solo en cuatro capitales

El reglamento de primarias que el Consejo General de Ciudadanos aprobará hoy, al que ha tenido acceso EL PAÍS, establece la celebración de primarias obligatorias para todos los cabeza de lista autonómicos y para municipios de más de 400 militantes. Esto supone que solo se celebrarán primarias para los candidatos municipales en las ciudades de Madrid, Zaragoza, Valencia y Murcia, porque en el resto, según el partido, no se superan los 400 militantes. Barcelona queda al margen porque será una coalición con la plataforma de Manuel Valls, que es el cabeza de lista.

En el resto de ciudades, aunque sean de las más pobladas como Sevilla, Bilbao o Palma de Mallorca, será el comité autonómico el que proponga a la dirección nacional al candidato. La cúpula tendrá la última palabra.

Ciudadanos no exige avales para postularse a las primarias pero el reglamento abre la puerta a que sí se reclamen a propuesta de la ejecutiva siempre que lo acuerde el Consejo General.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >