Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gibraltar admite que habrá acuerdos fiscales y aduaneros tras el ‘Brexit’

El Gobierno gibraltareño dice que Londres y la UE firmarán un "protocolo específico" sobre el Peñón

El ministro principal, Fabian Picardo, durante el Dia Nacional de Gibraltar, en septiembre de 2017.
El ministro principal, Fabian Picardo, durante el Dia Nacional de Gibraltar, en septiembre de 2017. REUTERS

El Gobierno gibraltareño ha admitido que Londres y Bruselas están ultimando un “protocolo específico” para aplicar a Gibraltar el futuro pacto de retirada del Reino Unido de la UE y que dicho documento incluirá acuerdos con España “que cubren la cooperación fiscal, la cooperación policial y aduanera, el medio ambiente, los derechos de los ciudadanos y el tabaco”. Las negociaciones se han acelerado de cara al Consejo Europeo que se celebra a partir del miércoles en Bruselas.

El ministro principal, Fabian Picardo, siempre se ha mostrado muy cauto sobre la relación de la colonia británica con la UE cuando se consume la salida del Reino Unido, una relación sobre la que España consiguió derecho de veto. Cuando EL PAÍS publicó el pasado 17 de septiembre que España quería que el estatuto de Gibraltar se fijara en un protocolo adjunto al acuerdo general del Brexit y que su contenido se estaba negociando entre Londres y Madrid, el Gobierno gibraltareño aseguró que no existía “un proceso de diálogo bilateral entre el Reino Unido y España” y solo admitió “contactos discretos” entre Londres, Madrid y el Peñón sobre los que no quiso ofrecer ningún detalle.

No obstante, en la recta final de las negociaciones, el Gobierno gibraltareño reconoció ayer que Reino Unido firmará con la UE un “protocolo específico” sobre Gibraltar (similar a los que afectarán a Irlanda del Norte y a las bases británicas en Chipre), ya que la representación internacional de la colonia corresponde a Londres. Sin embargo, agrega el comunicado gibraltareño, “la implementación práctica de los acuerdos y obligaciones” de dicho protocolo recaerá en las autoridades del Peñón.

“Habrá un conjunto de medidas prácticas detalladas en acuerdos separados con España que cubren la cooperación fiscal, la cooperación policial y aduanera, el medio ambiente, los derechos de los trabajadores y el tabaco”, añade la nota, que por primera vez detalla los capítulos que incluirá el protocolo. Está previsto que un Comité Conjunto UE-Reino Unido se encargue de solventar las discrepancias de interpretacón del acuerdo general sobre el Brexit y que también haya varios comités especializados, incluido uno sobre Gibraltar. En principio, el acuerdo cubrirá el llamado periodo de transición, desde marzo de 2019 a diciembre de 2020, aunque alguna de las fórmulas podrían plasmarse en el tratado definitivo.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha dejado claro que la reivindicación de la soberanía no forma parte de las negociaciones y ha expresado su deseo de que el pacto sobre Gibraltar sea el primer paso, y no el último escollo, en el camino hacia un acuerdo sobre el Brexit. Para facilitar el pacto, España ha aparcado su reclamación sobre el uso conjunto del aeropuerto, construido sobre un istmo que no fue cedido en el Tratado de Utrecht, y se ha centrado en materias como la cooperación fiscal, la lucha contra el contrabando (especialmente de tabaco), la protección del medioambiente y la salvaguarda de los derechos de los alrededor de 10.000 españoles que trabajan en el Peñón. Pese al optimismo sobre la posibilidad de que en los próximos días se cierre el acuerdo, el Gobierno de Gibraltar insiste en que “ningún acuerdo es mejor que un mal acuerdo” y asegura que “continúa preparándose para todas las eventualidades, incluida la posibilidad de un Brexit sin acuerdo”. Y es que el protocolo sobre Gibraltar forma parte del acuerdo general del Brexit. Sin acuerdo general, no cabe ningún acuerdo específico.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >