Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robles descalifica a los que abuchearon al presidente en el desfile

La ministra dice que quienes no caben en España son los que "hacen del insulto su forma de expresión"

Margarita Robles, a la derecha, con el presidente Pedro Sánchez, la Reina y las infantas, a su llegada al desfile de la Fiesta Nacional. En vídeo, Margarita Robles defiende a Sánchez.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha salido este sábado al paso de los abucheos e insultos que sufrió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por parte de asistentes al desfile de la Fiesta Nacional, asegurando que en la España actual, plural y tolerante, caben todos y “solo pueden sentirse excluidos aquellos que hacen del insulto, de la descalificación, del abucheo, su forma de expresión”. Los que “no tienen cabida”, ha insistido, “son quienes hacen de la falta de respeto a las instituciones su modo de convivencia”.

Robles ha asegurado que la crítica política es bienvenida, pero que “los insultos, los abucheos, las descalificaciones, son una falta de respeto”; y “aquellas personas que no son capaces de respetar no solo las instituciones sino el propio acto [el desfile], que es un acto de todos los españoles, se descalifican por sí mismas”. “Esa no es la España que quieren las Fuerzas Armadas”, ha apostillado.

La ministra ha visitado esta mañana, en la Fundación Telefónica, una exposición conmemorativa del 175º aniversario de la bandera de España, de la que ha dicho que “nunca debe ser objeto de controversia”, porque representa "todo lo que nos une, no lo que nos separa”.

Sin mencionarlo, ha criticado al presidente del PP, Pablo Casado, que ha difundido un vídeo llamando a colocar banderas españolas en los balcones. “Ningún partido político ni ningún Gobierno tiene derecho a patrimonializarla”, ha advertido. Quienes lo hacen, ha continuado, “están distorsionando la bandera nacional, que no es patrimonio de ningún partido sino de todos los españoles”.

Por otra parte, la titular de Defensa ha rechazado la petición del presidente canario, Fernando Clavijo, de albergar en el acuartelamiento de Arrecife a los inmigrantes menores no acompañados que han llegado en los últimos días a Lanzarote.

La ministra ha acusado a Clavijo de no decir “la verdad”, porque el Gobierno canario tiene la obligación de acoger a los menores y,“si no cumple sus obligaciones”, no puede trasladar el problema a Defensa, ya que en los acuartelamientos "hay armas, explosivos y otros elementos peligrosos", por lo que “evidentemente, no son el lugar idóneo para recibir a los menores no acompañados”.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información