Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía busca al peligroso preso Santiago Izquierdo Trancho huido en León

Condenado en el pasado por asesinato y motines, estaba encarcelado por robos con fuerza

santiago izquierdo trancho
El Centro de Inserción Social Jesús Haddad Blanco, en León.

La Policía Nacional está buscando a un preso peligroso, Santiago Izquierdo Trancho, que se encuentra huido de prisión desde el 30 de julio. El hombre, que ingresó en la cárcel por primera vez cuando tenía 19 años, fue condenado en los ochenta por asesinar a otro preso, además de otra ristra de delitos, como motines, secuestro de funcionarios, amenazas, robos… Lo que le valió una condena de más de 138 años de cárcel, con la que ya había cumplido.

Tras salir en libertad, Izquierdo Trancho fue detenido de nuevo por tres robos con fuerza, y condenado a tres años y tres meses de cárcel. Ingresó en el centro penitenciario de León en mayo de 2015, hasta que el juez le concedió que cumpliese la última parte de su condena en el Centro de Inserción Social Jesús Haddad Blanco de León, según explican fuentes de Interior, en régimen de semilibertad.

El 30 de julio, Izquierdo Trancho tenía que dirigirse solo, desde la prisión, hasta el Centro de Inserción, tal y como estipula este tipo de regímenes, que buscan que el interno aprenda a autogestionarse para adaptarse a su reinserción social. Pero Izquierdo Trancho nunca llegó al Centro de Inserción.

Desde entonces, la policía busca al interno, con un currículo delictivo que le valió para ser catalogado por la prensa como uno de los presos más peligrosos de España. En un reportaje, Interviú destacó la artimaña que usaba Izquierdo Trancho para escapar de prisión: enviaba cartas insultantes a los jueces para intentar fugarse cuando le llamaban a declarar.

La huida de Izquierdo Trancho se suma a la que protagonizó Guillermo Fernández, de 41 años, la semana del 15 de julio. Condenado por dos violaciones y el asesinato de una de las mujeres a las que agredió sexualmente, aprovechó un permiso de una semana para huir con su pareja. Cruzó España, Marruecos, Mauritania, y la policía le detuvo el 30 de julio cuando intentaba ya entrar en Gambia desde Senegal.

Más información