El fiscal general Maza, hospitalizado en Buenos Aires por una infección

El jefe del ministerio público, que participaba en una asamblea de fiscales iberamericanos, está en la UCI

El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, en una imagen de archivo.
El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, en una imagen de archivo.efe

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, se encuentra hospitalizado en un hospital de Buenos Aires como consecuencia de un proceso de infección, según han confirmado este sábado fuentes del ministerio público y de la Embajada de España en Buenos Aires. Maza, de 66 años, se sintió indispuesto mientras participaba en la Asamblea de Ministerio Públicos Iberoamericanos, que se celebra en la capital argentina y los médicos aconsejaron su ingreso hospitalario, informan las mismas fuentes. Maza se encuentra en cuidados intensivos bajo control medico constante, aunque está estabilizándose, según la embajada, que está prestando su apoyo al fiscal general. Maza ya se sentía mal cuando llegó a la capital argentina, pero mantuvo su agenda. Hasta que finalmente, poco antes de una reunión que tenía prevista con el ministro de Justicia argentino, Germán Garavano, su situación empeoró y fue conducido a una clínica de Buenos Aires. El pronóstico es reservado, pero el problema que sufrió el fiscal no parece ni mucho menos menor, a tenor de la inquietud que trasladaban diversas fuentes que tenían conocimiento de su estado. La embajada insiste en que los médicos están trasladando a los acompañantes de Maza que el cuadro del fiscal está estabilizándose.

Maza cumple este mes un año como máximo responsable de la Fiscalía española, a la que accedió desde la Sala Segunda (Penal) del Tribunal Supremo. Según ha adelantado El Confidencial, Maza ingresó directamente en la Unidad de Cuidados Intensivos ya que la infección le ha afectado a un riñón. El jurista comenzó tener fiebre hace dos días y tuvo que permanecer en el hotel sin poder asistir a la Asamblea, como estaba previsto. En el centro sanitario se encuentran con él su esposa, el embajador de España, Javier Sandomingo y Rosana Moran, fiscal de cooperación internacional.

Maza es, según quienes le conocen, una persona muy próxima al ministro de Justicia, Rafael Catalá. Considerado dentro de la judicatura como bastante conservador, es también conocido su carácter afable y muy pragmático. Durante el año que lleva de mandato, ha tenido dos grandes quebraderos de cabeza: el nombramiento de Manuel Moix como fiscal jefe anticorrupción, y su posterior dimisión tras conocerse que tiene una empresa en Panamá con sus tres hermanos, y la situación en Cataluña, donde ha encarnado la dura respuesta penal al desafío independentista.

José Manuel Maza, en la Sala de lo Penal del Supremo desde 2002, ha ejercido como juez en la Sección Primera de la Audiencia de Madrid, que presidió. Anteriormente fue juez decano de Madrid capital y ocupó, como titular, plazas en Alcorcón, Valencia y Cangas de Morrazo (Pontevedra). Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS