Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Radicales con banderas españolas asedian la asamblea de Podemos en Zaragoza

La presidenta de las Cortes de Aragón recibe un botellazo lanzado por los manifestantes

Un grupo de personas increpan a los asistentes a la asamblea de cargos públicos de Podemos en Zaragoza.

La asamblea extraordinaria de alcaldes y parlamentarios de Unidos Podemos, sus alianzas, los independentistas y el PNV celebrada este domingo en un pabellón deportivo municipal de Zaragoza ha estado marcada por el asedio de una concentración a las puertas de varios centenares de radicales. Desde primera hora, los manifestantes se han apostado a las puertas del recinto pertrechados con banderas españolas, algunas de ellas con el escudo franquista, y en actitud agresiva. La presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, ha recibido incluso el impacto de una botella arrojada por los manifestantes, pero no ha resultado herida. La policía ha identificado a 15 personas por su participación en la protesta, en la que un agente ha sido herido leve.

Los concentrados, que llegaron a ser seis centenares según la Delegación del Gobierno en Aragón, impidieron que los asistentes al acto, un total de 427 cargos públicos y dirigentes, no pudieran salir del recinto durante la celebración del mismo por seguridad. Al término del evento salieron en grupo y fueron increpados por los manifestantes entre gritos de "asesinos", "traidores" y "secesionistas", sin que se produjeran incidentes ni agresiones. En vídeos difundidos en las redes sociales por los dirigentes de Podemos (como el secretario de Organización, Pablo Echenique, aunque estaba dentro del pabellón polideportivo) se escucha cómo los concentrados corean lemas como "Contra la traición, ejecución".

La organización se quejó de que la policía no había enviado efectivos suficientes para asegurar la seguridad. "De momento no podemos salir porque no hay efectivos suficientes de la policía nacional. Están todos buscando urnas y papeletas en Cataluña", lamentó el líder de IU, Alberto Garzón, en la red social Twitter. "Nos dice el Gobierno que no hay policías para proteger a cientos de cargos electos en Zaragoza. Que están en Cataluña persiguiendo urnas", incidió el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, en la misma red social. El portavoz del Ayuntamiento de Zaragoza presente en el acto, Pablo Muñoz, cargó contra la inacción del Gobierno central. "El delegado del Gobierno no ha garantizado la seguridad de este acto a pesar de que estaba anunciado", se quejó.

Los dirigentes de Unidos Podemos recibieron la solidaridad de los líderes independentistas por la protesta, encabezados por el presidente catalán, Carles Puigdemont. "Años de movilizaciones en Cataluña con millones de personas y sin incidentes. Ejemplo de civismo y pacifismo. En cambio, hoy en Zaragoza...", tuiteó el president.

La Delegación del Gobierno en Aragón difundió a última hora de la tarde un comunicado en el que defendió la actuación policial como "correcta y proporcionada". "A lo largo de la concentración ha habido instantes de tensión y algunos incidentes aislados", explicó la delegación. 

"Quiero decir desde aquí a los fascistas que practican la violencia, que los demócratas no les tenemos ningún miedo", clamó Pablo Iglesias dentro del recinto.

La cumbre, a la que han asistido alcaldes, diputados y parlamentarios autonómicos de Unidos Podemos y sus alianzas, los independentistas de PDeCAT y ERC y el PNV, ha suscrito un manifiesto conjunto que ha reclamado un referéndum pactado en Cataluña, del que los republicanos se han descolgado porque "llega tarde" y en Cataluña "se ha pasado pantalla".

Más información