Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Punset rechaza la propuesta de Ciudadanos para regular la gestación subrogada

"Encubre un pago por los servicios prestados", critica la eurodiputada del partido de Rivera

Carolina Punset, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Carolina Punset, en una imagen de archivo.

Carolina Punset, eurodiputada de Ciudadanos, rechaza la proposición de ley con la que su partido quiere regular la gestación subrogada. La formación de Albert Rivera llevará al Congreso una normativa que describe como “altruista” y que limita la condición de gestante a mujeres que hayan cumplido los 25 años; ya hayan sido madres con anterioridad; sean españolas o residentes legales en España; y tengan una situación socioeconómica estable. Sin embargo, Punset considera que la propuesta de Ciudadanos abre la puerta a que esta práctica se pague porque la norma recoge una compensación de los subrogantes a las gestantes por los gastos que les genere el embarazo. Y no lo apoya. "Eso encubre un pago por los servicios prestados", critica.

“Nuestro presidente [Albert Rivera] está diciendo que la propuesta es altruista. Cuando la gente oye la palabra altruista piensa que no hay compensación económica, pero eso no es lo que dice la ley, que dice que tiene que haber una compensación económica que cubra los gastos médicos y que compense las molestias del embarazo”, argumenta Punset, que dimitió en octubre de 2016 como integrante de la Ejecutiva nacional de Ciudadanos. “Eso, evidentemente, encubre un pago por los servicios prestados”, subraya durante su diálogo con EL PAÍS. “Hablemos claro”, pide. “No estoy a favor de la propuesta”, añade. Y remata: “Si existe alguna posibilidad de acuerdo entre los distintos grupos políticos, pasaría por una gestación subrogada completamente altruista”.

¿Qué dice exactamente la proposición de ley? “La gestación por subrogación no tendrá carácter lucrativo o comercial, sin perjuicio de la compensación resarcitoria que podrá percibir la mujer gestante”, especifica la normativa que patrocina Rivera. “La compensación económica resarcitoria sólo podrá cubrir los gastos estrictamente derivados de las molestias físicas, los de desplazamiento y los laborales, y el lucro cesante inherentes a la gestación, y proporcionar a la mujer gestante las condiciones idóneas durante los estudios y tratamiento pre-gestacional, la gestación y el post-parto”, sigue. Y añade: “El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, previo informe de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, establecerá las reglas que garanticen el respeto al carácter gratuito de la gestación”.

La propuesta de Ciudadanos

  • Para la madre gestante: ser mayor de 25 años, haber tenido un hijo sano con anterioridad y no tener antecedentes penales, de uso de drogas o alcohol. Solo podrán participar en dos gestaciones subrogadas. Debe ser española o tener la residencia. Se le pide, además, una situación socio-económica óptima para afrontar el embarazo y que se someta a los exámenes físicos y psicológicos pertinentes. El cumplimiento de los requisitos deberá producirse con la antelación máxima de un mes a la celebración del contrato y ser certificado por un centro público. La gestante no podrá cobrar. Sí podrá recibir una compensación para afrontar los gastos del embarazo y del parto.
  • Para los subrogantes: Debe tener un mínimo de 25 años y un máximo de 45 y ser español o tener la residencia. En el caso de parejas, deberán estar unidas por el vínculo matrimonial, o una relación equivalente reconocida por la Ley (en este caso, uno de los dos deberá cumplir el criterio de edad y nacionalidad). El progenitor o progenitores subrogantes tienen que haber agotado o ser incompatibles con las técnicas de reproducción humana asistida.

Punset se ha distinguido por sus diferencias con Rivera y está casada con Alexis Marí, diputado autonómico valenciano que ha abandonado Ciudadanos manteniendo el acta por sus discrepancias con el giro ideológico aprobado por la Asamblea Nacional de esta formación (del socialismo democrático al liberalismo progresista). Ahora la eurodiputada se convierte en el primer cargo público que rompe la unidad del partido al posicionarse en contra de una propuesta legal que no cuenta con el apoyo del PP, del PSOE o de Unidos Podemos. Estos partidos, a su vez, están divididos internamente sobre su posición en esta materia.

Así, el PP aprobó en su Congreso Nacional que se abra un debate sobre esta cuestión. En el PSOE, que cerró la puerta a regular la maternidad subrogada en su cónclave de junio, hay voces a favor de esta práctica. Y la dirección de Unidos Podemos admite que en el seno de la formación conviven distintos puntos de vista.

“Tras el parón veraniego, llevaremos este tema al Congreso, y será interesante ver el debate social y el que se produzca dentro de los partidos”, opina José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos y número dos de Rivera. “Será un debate rico”.

La gestación subrogada no está permitida en España. La ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida contempla como nulo el contrato por el que una mujer renuncia a la filiación del bebé que ha gestado en favor de un contratante. Además, el Comité de Bioética de España, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se posicionó con claridad en contra de esta práctica a mediados de mayo y apostó por promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de este tipo "en garantía de la dignidad de la mujer y del niño".

“Lo que no puedo entender es que en un debate tan delicado, con tantas aristas, con tantos matices, con una componente ética tan fuerte, desde mi partido, en algunos casos, se denigre al que no piensa como ha planteado la Ejecutiva”, lamenta Punset. “Habría que ser mucho más prudente, porque el debate es peliagudo”.

La situación actual

  • La gestación subrogada no está permitida en España. Las parejas que viajan al extranjero para tener a su hijo por esta vía se enfrentan luego a la dificultad de inscribirlo en el Registro Civil (que es el trámite que les da derechos como españoles). Desde 2010, el Ministerio de Justicia permite la inscripción mientras esta se produzca en el consulado del país de origen, y solo si los progenitores aportan una resolución judicial que determine a su favor la filiación. Las asociaciones aseguran que no todos los consulados aplican esta instrucción; y la última memoria de la Fiscalía General del Estado recogió que este organismo se opone a la inscripción de los niños.
  • Si no existe esa resolución judicial —que se da en EE UU o Canadá, pero no en Ucrania, por ejemplo— se puede proceder a la filiación por adopción. Pero solo si uno de los progenitores es el padre biológico y la gestante renuncia a la patria potestad.
  • En Rusia y Ucrania, la ley no ampara a las parejas homosexuales y muchos otros países restringen la técnica a parejas nacionales.