Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría: “El Vaticano cree que el futuro de Cataluña corresponde a todos los españoles”

La vicepresidenta asiste en Roma al consistorio en el que el Papa nombrará cardenal al arzobispo de Barcelona

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en la Embajada de España ante la Santa Sede.

La guerra de trincheras por lograr apoyos internacionales entre España y Cataluña avanza frontera a frontera. Tras el espaldarazo recibido en un editorial del New York Times a lo defensores de un potencial referéndum catalán, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha visitado esta mañana al secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. Tras la reunión, que se producía en el marco de la creación de un cardenal español, el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha asegurado que se ha tocado el debate territorial con detenimiento y que el purpurado le ha transmitido su impresión de que “España es una decisión de todos los españoles”. El Vaticano, en cambio, no ha hecho ningún comentario sobre el contenido de la reunión.

La vicepresidenta del Gobierno ha asegurado que se ha hablado ampliamente del asunto con Parolin. “Ha sido bueno que el cardenal estructurase el tema en torno a una cuestión fundamental: Todos los españoles tienen que decidir. Hemos partido de ese marco constitucional y hemos analizando cómo, obviando iniciativas como el referéndum, el Gobierno avala el diálogo como una forma de diálogo”.

El Vaticano no se ha pronunciado en ningún momento sobre esta cuestión. Pero los obispos catalanes, con una visión habitualmente distinta a la del resto prelados españoles, publicaron una carta en mayo en la que pedían que se oyesen “las aspiraciones legítimas de Cataluña”. Además, el propio arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha asegurado que estarían dispuestos a mediar y a favorecer el diálogo si se lo pidieran o les aceptasen. Santamaría, preguntada por la prensa, no ha respondido al ofrecimiento.

En cambio, esta noche se verá con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la cena de gala que ofrece la embajada española ante la Santa Sede en honor del nuevo purpurado. Preguntada sobre si se verían a solas y hablarían del tema, ha respondido: “A mí me gustaría que Puigdemont abandonará esa estrategia de detallarnos el 4 de julio unos planes ilegales. Si ese fuera el fruto de esta reunión sería extraordinario, pero de él depende”.

Preuntado sobre si el Gobierno podría ofrecer algo para el diálogo, Santamaría ha asegurado que lo "difícil es entenderse con quien te dice un referéndum sí o sí y no quiere hablar de otra cosa". Por ello, ha reivindicado la necesidad de crear una vía de "diálogo constructivo" para todos "los catalanes y los españoles". "Visto lo de los últimos días, lo que más convendría es aceptar que esa vía no tiene sentido, no tiene salida, está tensionando a la sociedad", ha sentenciado."Indudablemente en nuestro marco de convivencia el respeto a la pluralidad es la esencia. Pero uno no puede arrogarse por mucha sensibilidad que tenga la voluntad de la mayoría", ha opinado sobre la celebración del referéndum.

Según la vicepresidenta, el hecho de que el concurso para fabricar las urnas de metacrilato para el referéndum convocado en octubre haya quedado desierto dice mucho de la sociedad. “Dice que en España los ciudadanos se toman la ley en serio. Si los independentistas se quieren despeñar, pero que no arrastren a los demás tras ellos. La gente no tiene porqué plantearse saltarse la ley y tener un problema. Suficientes problemas te da la vida para que encima te los añada la Generaliat”.