Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre asesta ocho puñaladas a su pareja en la terraza de un bar de Murcia

La dueña del local se interpuso con una escoba entre la víctima, herida grave, y el agresor, ya en prisión

Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, donde está ingresada la mujer.
Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia, donde está ingresada la mujer.

Una mujer de 32 años de nacionalidad búlgara está herida grave, aunque su vida no corre peligro, tras ser apuñalada por su pareja, que ha sido detenido y se encuentra ya en prisión, en la terraza de un bar en la pedanía de Canara de Cehegín (Murcia), han informado Emergencias 112 y Sanidad, la Guardia Civil y la Policía Local. Según cuentan los diarios murcianos La Opinión y La Verdad, el agresor, de la misma nacionalidad, le asentó ocho puñaladas y le rompió una silla en la cabeza. La mujer salvó la vida gracias a que la dueña del local le plantó cara con una escoba.

La agresión se produjo ayer jueves minutos después de las dos de la tarde en el bar Júpiter. Según cuentan testigos presenciales a los medios locales, la pareja estaba comiendo cuando empezaron a discutir a gritos. Nadie entendió nada porque hablaban en búlgaro, salvo una palabra, "puta". El hombre, de 35 años, se levantó y apuñaló ocho veces en la zona del hombro a su pareja con el mismo cuchillo con el que estaba comiendo. Además, le estrelló una silla en la cabeza, le dio con ella hasta que se rompió y después siguió dándole con la pata de la silla, cuentan también los testigos. 

La víctima logró huir y arrastrarse al interior del bar para pedir ayuda. Lorenzo Ruiz, camarero en el Júpiter, contó a La Opinión que su jefa se puso "delante con la fregona y le dijo (al marido) que no entraba". Si la dueña del bar no llega a encararse con el hombre "la habría rematado", añade Ruiz. La dueña, María Carrasco, declaró a La Verdad que se interpuso entre ambos "con una escoba y una silla, lo que tenía a mano". "La golpeaba como si fuera un balón y eso no lo podía permitir. Era una mujer que no podía valerse y actué", añadió. 

La mujer fue trasladada al hospital comarcal del Noroeste, en Caravaca de la Cruz, donde fue operada y le extrajeron la hoja del cuchillo. Después, fue trasladada al hospital Virgen de la Arrixaca, el de referencia de la región de Murcia, donde llegó sobre las 19.15 "estable y con pronóstico grave", según fuentes del centro sanitario. La mujer permanece este viernes en las mismas condiciones en la Unidad de Cuidados Intensivos de este hospital.

El hombre fue detenido sin oponer resistencia en el lugar por los agentes de la Policía Local. Según los testigos, intentó marcharse pero lo increparon y se quedó. Esta mañana, el individuo ha reconocido los hechos ante el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Caravaca de la Cruz, que ha ordenado su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por un delito de homicidio en grado de tentativa, según fuentes judiciales.

Tanto la agredida como el agresor, que residen en Cehegín, se encontraban trabajando como temporeros en la campaña de recogida de fruta de hueso en ese núcleo de población, muy cercano a la localidad de Calasparra. El Ayuntamiento de Cehegín emitió un comunicado en el que muestra su "repulsa ante esta agresión" y recuerda los teléfonos para atención a víctimas de violencia machista nacional (016) y locales.

Es el segundo caso grave de violencia machista ocurrido en la región murciana en los últimos días tras el asesinato la madrugada del pasado domingo de una empleada de un centro de atención a autistas, apuñalada por un compañero de trabajo que después se ahorcó en el vestíbulo del inmueble que la asociación Astrade gestiona en la ciudad de Molina de Segura. 

Más información