Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tesorera del PP se desvincula de la gestión de Bárcenas y pide más financiación privada

Los reponsables de los principales partidos comparecen en el Congreso

Carmen Navarro, tesorera del PP, en el Congreso de los diputados. Ampliar foto
Carmen Navarro, tesorera del PP, en el Congreso de los diputados. EFE

Carmen Navarro, la tesorera-gerente del PP, se ha desvinculado este miércoles en el Congreso de la gestión de Luis Bárcenas al frente de las cuentas del partido de Mariano Rajoy. "Entré en 2010 al PP. Sobre periodos anteriores a esa fecha, difícilmente les voy a poder contestar de nada, porque nada sé", ha dicho Navarro durante una comparecencia voluntaria en la Comisión para la auditoria de la calidad democrática.  "Respondo de mi gestión", ha añadido Navarro, que se incorporó al cargo en 2013 y ha sido acusada por su presunta participación en la destrucción de los discos duros de Bárcenas, que fue gerente del partido entre 1990 y 2008 y tesorero entre 2008 y 2009. Las palabras de la representante del PP han sido respondidas con duras intervenciones de los portavoces de la oposición. Estas, a su vez, han provocado la protesta formal de la diputada representante de su formación. La sala Sagasta ha acabado llenándose de quejas y manotazos que golpeaban las mesas de los diputados en sustitución de los aplausos.

“Me ha tocado vivir una época muy compleja", ha reconocido la tesorera del PP, un partido investigado como presunto partícipe a título lucrativo en el caso Gürtel, y también afectado por las tramas Púnicas o Taula. "La crisis y los escándalos de corrupción han traído con sí una desafección con la política sin precedentes. Hemos asistido al lustro más fértil de la democracia en cuanto a la puesta en marcha de medidas de control", ha añadido. "Me gustaría concluir señalando que pese a todo no debemos actuar siempre reduciendo y limitando las posibilidades económicas de los partidos", ha seguido. Y ha argumentado en favor de que los nombres de los donantes privados de los partidos sean secretos: "Hay demasiada proporción de financiación pública y poca de financiación privada. Si además los donantes tienen que ser públicos, pues a lo mejor a la gente no le gusta que se sepa. Quizás tenemos que echar marcha atrás, dejar que no sean públicas, superar los límites. Deberíamos avanzar [en esa línea]".

Tras escuchar cómo Navarro ha asegurado que las microdonaciones son "muy difíciles de controlar", los portavoces del PSOE y de Unidos Podemos han empleado su comparecencia para recordar los casos de corrupción que afectan al PP y que el Congreso abrirá próximamente una comisión de investigación sobre su presunta financiación ilegal.

"Han batido un récord, el récord de tener a todos los tesoreros imputados a lo largo de las cuatro décadas de vida de su partido", ha llegado a decir Artemi Rallo, del PSOE. "Esperamos que tenga usted más acierto, más celo en el cumplimiento escrupuloso de la ley, y que no se sume a esa lista  [José Manuel Romay Beccaría, que se encargó de las finanzas del PP, nunca ha estado imputado por ello]".

Su intervención y la del exjuez Juan Pedro Yllanes, de Unidos Podemos, han provocado las protestas de Beatriz Escudero, la portavoz del PP en la Comisión, que ha leído su intervención.

"Estamos aquí para hablar del presente y de futuro. Han destrozado el espíritu de esta comparecencia", ha dicho Escudero. "Usan la comparecencia para insultar a un invitado de la Cámara. Podrá gustarles o no la compareciente. El partido en el que trabaja o no. Nada de eso les autoriza para un comportamiento tan lamentable como el que han tenido", ha añadido, antes de dirigirse al portavoz socialista: "Pedir al PP que colabore con la justicia… ¿insinúa usted que no lo está haciendo? Y habla de financiación ilegal del PP. ¡Será presunta! Se carga la presunción de inocencia".