Irene Montero: “La dirección no debe ser un reparto de familias”

La jefa de gabinete de Iglesias rechaza ceder a Errejón el 40% de la lista al consejo ciudadano

Irene Montero, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso y jefa de gabinete de Pablo Iglesias, contesta a las preguntas de los lectores de El País sobre el próximo congreso del partido. ¡Envía tus preguntas!

Gepostet von El País España am Mittwoch, 18. Januar 2017

Pablo Iglesias no aceptará negociar con Íñigo Errejón la lista a la dirección de Podemos con el mismo equilibrio de fuerzas que arrojó entre ambos la última consulta a las bases, un 41% de Iglesias frente a un 39% de Errejón. Preguntada por si esa es proporción la adecuada para pactar la lista, la jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero, lo rechazó en una entrevista en Facebook Live en EL PAÍS. .“Cometeríamos un error si hiciésemos como hacen los viejos partidos, que es organizar sus direcciones no por criterios de gente capaz, valiosa, de género; si hiciéramos como los partidos viejos, que es hacer sus direcciones independientemente de la mediocridad o no de los dirigentes, sino de las correlaciones entre corrientes o entre familias”, sostuvo.

Más información
Errejón logra casi el mismo apoyo que Iglesias en su primer duelo ante las bases
Iglesias y Errejón alcanzan un acuerdo de mínimos sobre las reglas del congreso
Bescansa lanza una iniciativa propia para salir del “partido de ping pong” entre Iglesias y Errejón

El equipo de Iglesias considera que la composición de la lista acordada con Errejón no debe ser por tanto proporcional al resultado de la última consulta a las bases, la primera en la que se enfrentaron el líder y su número dos. En ese referéndum interno, en el que se votaban las reglas del congreso, Errejón dio la sorpresa obteniendo casi el mismo apoyo que Iglesias ante la militancia. El secretario político enfatizó entonces que los resultados evidenciaban que en Podemos hay “dos proyectos muy equilibrados”, el suyo y el de Iglesias. No es esa, sin embargo, la interpretación en la secretaría general, lo que puede suponer una discrepancia clave para buscar el acuerdo entre ambos.

Bases “laicas”

Montero argumenta que las bases de Podemos son “laicas” y “votan lo que votan, lo que se les pregunta”. Esto es, el resultado de esa consulta se circunscribe a lo que se dirimía en la votación, las reglas del congreso, y no al respaldo a la figura de Iglesias o Errejón. Su intención es, por tanto, aplicar otras lógicas a esa negociación, y seguir un criterio de meritocracia, independiente de la adscripción a uno y otro sector. La composición del equipo técnico que organiza el congreso, sin embargo, se pactó entre Iglesias y Errejón de acuerdo a esa proporción, con tres pablistas, tres errejonistas más uno perteneciente a la tercera familia del partido, los anticapitalistas.

La mano derecha del líder de Podemos abre la puerta, además, a que el actual número dos no siga dirigiendo la Secretaría Política de Podemos si termina confrontando con Iglesias y pierde. “Si hay equipos que compiten y la militancia elige, lo lógico es que el liderazgo que resulte de ese proceso sea el correlativo al proyecto político y el equipo que sale”, sostiene. ¿Eso significa que Errejón no seguiría como secretario político? “Primero tendrá que ser la militancia la que decida y después veremos”, indica. Su equipo estudia una remodelación de las secretarías, y no descarta incluso eliminar como tal la que dirige Errejón: “Las funciones de la Secretaria Política siguen teniendo plena vigencia, independientemente de que se llame secretaría”.

Montero extiende las mismas consecuencias al líder, si perdiera su ponencia y su lista. ¿Dimitiría Iglesias? “Sería lo más coherente, lo contrario sería aferrarse al sillón o ser un secretario general florero”, subraya. Eso incluye, incluso, la posibilidad de dejar su escaño en el Congreso.

La jefa de gabinete de Iglesias no comparte las críticas de Errejón en su ponencia a la estrategia desde el 20-D. “No es bueno decir que los militantes se han equivocado en todo”, afea al número dos, en referencia a que dos de las decisiones más importantes de esa hoja de ruta, el no a la investidura de Pedro Sánchez y la alianza con Izquierda Unida, las aprobaron las bases por amplia mayoría en consulta. Ella no cree, como Errejón, que Podemos deba “corregir” el rumbo sino “redoblarlo”.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS