Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

130 días decisivos para el PSOE

El Comité Federal del PSOE aprobará mañana, con toda probabilidad, el calendario con el que pretende cerrar la crisis más grave de su historia reciente

Javier Fernández y Mario Jiménez. Ampliar foto
Javier Fernández y Mario Jiménez.

El Comité Federal del PSOE aprobará mañana, con toda probabilidad, el calendario con el que pretende cerrar la crisis más grave de su historia reciente. Se convocarán las primarias, a mediados de mayo, para elegir secretario general y candidato socialista a las próximas elecciones generales y Congreso Federal un mes de después.

Se abre un periodo decisivo de unos 130 días (poco más de cuatro meses), en el que los dos grupos enfrentados (tres si incluimos al PSC), tendrán que asegurarse que todo acabe con un Congreso de unidad. Que no quiere decior que haya un solo candidato (o candidata), sino que todos se sumen al proyecto ganador y remen en la misma dirección a partir del verano para conseguir que el PSOE vuelva a ser una alternativa de Gobierno lo antes posible.

Los socialistas tienen cuatro retos que afrontar de manera urgente. El primero, el del liderazgo. Deben buscar un líder aglituinador y capaz de ganar elecciones. Hasta ahora, ni Susana Díaz ni Pedro Sánchez han dicho públicamente que se van a presentar a las primarias, pero pocos dudan de que lo harán. Lo que no está tan claro es si Patxi López dará el paso como representante de una tercera vía.

La líder andaluza es la que cuenta con más posibilidades de ganar el voto de los afiliados; pero si lo consigue, tendrá que esforzarse por ganarse el respeto de los críticos y de los catalanes.
El segundo es el del programa. El PSOE tiene que rehacer su propuesta ideológica y estratégica para recuperar los millones de votos perdidos o desencantados, que hanido a parar a Podemos o a la abstención. Por eso era importante dejar pasar un poco de tiempo de para convocar el Congreso. Javier Fernández, y su gestora, han acertado con los tiempos.

El tercer reto, muy vinculado al anterior, es el de recuperar la ilusión de los jóvenes y de los profesionales urbanos. Es ahí en donde se ha producido la sangría de votos socialistas en las últimas elecciones generales, autonómicas y municipales.

Y, finalmente, el PSOE tiene que cerrar, de una vez por todas, su crisis con el PSC. Es verdad que hay una asimetría en las relaciones mutuas, pero no es menos cierto que ambos se necesitan y que es imprescindible que lleguen a un acuerdo que consiga dar votos en Cataluña y en el conjunto de España.

Más información