Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez mantiene la incógnita sobre su candidatura

El bloque crítico del PSOE está dividido sobre si el exdirigente debe seguir representándoles

Pedro Sánchez, ex secretario general del PSOE, no ha tomado aún la decisión de presentarse a las primarias de las que saldrá el nuevo líder del partido. En paralelo a su reflexión se ha producido en el bloque crítico del PSOE una división de pareceres entre quienes defienden que el candidato de este sector debe ser él, porque concentra el apoyo de la militancia, y quienes creen que su momento ha pasado. Algunos de los que fueron aliados más sólidos de Sánchez le han comunicado que ya no están con él, lo que le ha causado un enorme pesar, según su entorno.

Pedro Sánchez y Patxi López, en octubre pasado. Ampliar foto
Pedro Sánchez y Patxi López, en octubre pasado.

De todo ello va a debatir el sector que apoyó a Sánchez durante todo su mandato en una cumbre que se celebrará esa semana y a la que están convocados “todos los referentes” de ese sector. La intención de los convocantes es mantener la máxima discreción sobre los reunidos, a petición de muchos de los que ya han confirmado su asistencia.

Una reunión anterior, celebrada en Madrid el pasado 13 de diciembre y de la que informó EL PAÍS, puso en evidencia la evolución, y también la división, del sector crítico del PSOE. En aquel encuentro se destapó que algunos de los líderes territoriales que apoyaron a Pedro Sánchez ya no lo hacen, aun cuando le reconocen su trayectoria, de la que no reniegan.

Según manifestaron en esa reunión varios de los asistentes, el ex secretario general ya no sería la persona adecuada para encabezar el sector que se opondrá al candidato del sector oficial, ya sea este la presidenta de Andalucía, Susana Díaz —que tampoco ha aclarado aún si concurrirá a las primarias—, u otro aspirante. Pero de la opinión de descartar a Sánchez no participan todos los dirigentes de ese sector crítico.

Y, por otro lado, nadie tiene la certeza de que Sánchez quiera postularse, aunque algunos de los convocantes de la cumbre de la próxima semana afirman que “tiene que ser él y terminar un ciclo”. “Para ganar o para perder”, señalan. El exlíder del PSOE no se prodiga en contactos y tan solo ha hecho dos actos públicos desde que dimitiera el pasado 1 de octubre. Sí hay unanimidad en el sector crítico respecto a que la mayoría de los militantes están con él.

Elorza pedirá a Sánchez que se presente como candidato.

En el caso de que Sánchez no fuera el candidato, su entorno avisa de que no se puede esperar que él dé su apoyo a otro aspirante. “Su capital [de respaldo de las bases] no es transferible”, señalan estas fuentes.

Lo que parece cada día más claro es que entre los dos bloques enfrentados del PSOE —el representado por la gestora que dirige el partido y el de los críticos— no hay margen para consensuar una tercera vía o candidatura superadora de ambos. Las operaciones tendentes a trabajar en esa línea no son ahora admitidas por el sector oficial pero tampoco por los críticos. “No hay opción superadora de Susana Díaz y Pedro Sánchez; quien se presente es una opción más en la competición”, señalan en el sector oficial, muy cercano al PSOE de Andalucía. Tampoco se acepta esa vía en el sector crítico, al menos entre los más acérrimos defensores de Sánchez. Los interlocutores añaden que, si se presenta a las primarias el exlehendakari Patxi López, será un aspirante más, pero no de consenso.

Más información