Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cargos de Podemos apoyan un medio alternativo

Dirigentes del partido e IU aplauden la creación de una nueva plataforma informativa

Rafa Mayoral, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias (desde el segundo por la izquierda), en una manifestación. Ampliar foto
Rafa Mayoral, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias (desde el segundo por la izquierda), en una manifestación.

Varios cargos de Podemos e Izquierda Unida manifestaron ayer su apoyo en las redes sociales a la creación de una nueva plataforma mediática “de propiedad colectiva”, de momento conocida como El Salto, que pretende ser “el primer gran medio financiado por la gente”. Íñigo Errejón, número dosdel partido de Pablo Iglesias, lo saludó así: “Proyectos diversos confluyen para crear #UnGranMedio”. “Buena noticia para el pluralismo informativo y el derecho a información. ¡Enhorabuena!”. Iglesias también opinó: “El periodismo, siempre sin límites. Qué gran noticia la apuesta por #UnGranMedio. Con la gente siempre se puede”. Junto a ellos se felicitaron los diputados Irene Montero y Rafael Mayoral y también la cuenta oficial de IU.

La dirección de Podemos asegura que quienes decidieron mostrar su respaldo lo hicieron a título personal y que la organización no tiene ningún tipo de vínculo con este proyecto, que se propone llegar a 10.000 socios en seis meses y que por el momento aglutina una veintena de medios encabezados por el periódico Diagonal, que dejará de publicarse el próximo 15 de diciembre. Este quincenal, que se edita desde 2005, se define como “medio de comunicación crítico e independiente, sin directores ni jefes, sustentado sobre la base de miles de suscripciones”.

Este lanzamiento se produce en un contexto en el que muchos dirigentes de Podemos, con Iglesias a la cabeza, vienen criticando el trabajo de todos los medios tradicionales. Los postulados de El Salto coinciden, además, con el proyecto de las fuerzas de la izquierda alternativas al PSOE. “Nos dicen: la objetividad y la profesionalidad van de la mano. Respondemos: la objetividad no existe, lo honesto es explicar desde qué lugar escribes y miras la realidad. No estamos en una torre de marfil, queremos contribuir al cambio social, a la transformación de la realidad con contenidos de calidad”, puede leerse en el manifiesto de la iniciativa, que rechaza los cauces habituales de financiación. “Nos dicen: es inevitable financiarse con publicidad de grandes empresas; si no la información no es sostenible. Respondemos: hagamos un medio de propiedad colectiva. La verdadera independencia se consigue cuando no dependes de grandes anunciantes, sobre todo si son multinacionales que vulneran derechos humanos, económicos y sociales. Más temprano que tarde terminan condicionando tus contenidos”.

Esta nueva plataforma tendrá una web común, planea una publicación mensual e investigaciones conjuntas con los medios que decidan integrarla.