Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Reyes viajan a Portugal en su primer viaje de Estado con el nuevo Gobierno

Felipe VI y doña Letizia visitan Oporto, Guimaraes y Lisboa en tres jornadas

El Rey de España, Felipe VI. Ampliar foto
El Rey de España, Felipe VI. Getty Images

Los Reyes han iniciado este lunes una visita de Estado de tres días a Portugal con una apretada agenda entre Oporto, Guimaraes y Lisboa en la que compartirán varios encuentros con el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa. Este es el primer desplazamiento oficial de los Reyes tras el desbloqueo político y con el nuevo Gobierno, después de haber aplazado por segunda vez una visita a Arabia Saudí por el fallecimiento de un hermano del rey Salman.

Esta es su segunda visita a Portugal, que fue el primer destino de los Reyes fuera de España después de la proclamación de Felipe VI en junio de 2014.

En la primera jornada, acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, Felipe VI y doña Letizia visitan el Ayuntamiento de Oporto, donde han sido recibidos por Rebelo de Sousa. Los Reyes han llegado a la plaza de la Liberdade acompañados de un escuadrón de caballería republicana.

En la plaza de la Liberdade les esperaban cientos de personas que los han aclamado a su llegada. Tras escuchar el himno  de España, acompañado de 16 salvas, Felipe VI ha pasado revista a la formación militar junto al presidente de la República y se ha dirigido al interior del Ayuntamiento.

En los Paços do Conselho, el alcalde de la ciudad, Rui Moreira, les ha ofrecido una sesión solemne de bienvenida en la que el Rey ha subrayado la relación de ambos países mediante el símbolo del Duero, que recorre "900 kilómetros de nuestra casa común". "El Duero une y vertebra nuestros dos países y desempeña un papel clave en la cooperación transfornteriza, que es creciente y ha transformado la relación entre las amplias regiones limítrofes de nuestros países de una manera sustancial", ha afirmado.

Felipe VI ha destacado "la impresionante transformación que ha vivido Oporto en los últimos años" y ha señalado como claves en ese proceso "la pujanza de la Universidad de Oporto y su Parque de Ciencia y Tecnología". Asimismo, ha puesto de relieve "la gran cantidad de centros de investigación públicos y privados" con sede en la ciudad que "tienen acuerdos con las más diversas instituciones españolas e internacionales".

En su discurso, el Rey no ha olvidado el vino de Oporto, declarado Patrimonio Mundial de la Unesco, al que ha calificado como "referente mundial" y que cuenta con capital español en algunas de sus más importantes bodegas.

El alcalde de Oporto, que le ha entregado la llave de honor de la ciudad, también ha destacado los vínculos profundos entre ambos países y la coincidencia histórica, "convergente y raramente divergente". "Más que vecinos, somos parientes", ha señalado. Moreira ha tenido palabras de reconocimiento para Juan Carlos I, que visitó la ciudad en 1989 y 2010.

La Reina ha mantenido un encuentro con la Liga Portuguesa contra el Cáncer. Luego los Reyes se han dirigido a la Fundación Serralves para visitar la exposición del pintor mallorquín Joan Miró Realidad y metamorfosis.

Por la tarde se desplazan a Guimaraes, donde el en Palacio de los Duques de Bragança el presidente de la República de Portugal les ofrece una cena de gala en la que ambos jefes de Estado pronunciarán un discurso.

El martes los Reyes visitan el Parque de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Oporto y el Instituto de Investigación e Innovación en Salud (13S). El alcalde les ofrece posteriormente un almuerzo con empresarios en el Palacio de la Bolsa, en el que el Rey pronuncia un discurso.

Por la tarde los Reyes parten hacia Lisboa. El primer punto de la agenda es el Ayuntamiento, donde les recibe el alcalde, Fernando Medina, y firmarán en el libro de honor. Posteriormente son recibidos por el primer ministro de Portugal, Antonio Costa en el Palacio de las Necesidades, donde se celebra una cena oficial

El miércoles, los Reyes visitan la Asamblea de la República, donde son recibidos por su presidente, Eduardo Ferro. En el hemiciclo, Rebelo de Sousa les da la bienvenida y el Rey, tras pronunciar un discurso, saluda a los diputados. La siguiente parada es la residencia de la Embajada de España, donde les espera el embajador, Juan Manuel Barandica, para la recepción a la colectividad española en Portugal.

Los Reyes se dirigen después a la Fundación Champalimaud, donde finaliza la visita de Estado. Allí les espera el presidente de la República para recorrer este prestigioso centro de investigación oncológica con intensa labor médica volcada en el campo de la neurociencia.

Más información