Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nombramientos de los nuevos secretarios de Estado

Bermúdez de Castro está al frente de Administraciones Territoriales y Agustín Conde, de Defensa

Agustín Conde, en una foto de archivo. Ampliar foto
Agustín Conde, en una foto de archivo. EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes los nombramientos de nuevos secretarios de Estado, entre ellos, Roberto Bermúdez de Castro (Administraciones Territoriales), Agustín Conde (Defensa), José Antonio Nieto Ballesteros (Seguridad), Daniel Navia (Energía), Mario Garcés Sanagustín (Servicios Sociales e Igualdad) y José María Lassalle (Sociedad de la Información).

Eva Valle es la nueva directora de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno, un puesto en el que sustituye a su cuñado y muevo ministro de Energía, Álvaro Nadal. José Ramón Lete, ex secretario general de Deportes de la Xunta, ha sido nombrado presidente del Consejo Superior de Deportes. El vicesecretario de Acción Política del PP catalán, presidente de los populares en Girona y hasta ahora portavoz popular en el Parlament, Enric Millo, será el nuevo delegado del Gobierno en Cataluña. Gregorio Serrano, hasta ahora concejal y portavoz adjunto del Grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla, es el nuevo director general de Tráfico.

Bermúdez de Castro era hasta este viernes portavoz del PP en las Cortes de Aragón y vicepresidente del Gobierno de Aragón en la pasada legislatura autonómica, que encabezó Luisa Fernanda Rudi. Esta misma mañana había renunciado a su escaño en el Parlamento autonómico, lo que ha hecho ya pensar que dimitía para asumir algún cargo incompatible con ese trabajo legislativo en el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy.

Conde, exalcalde de Toledo (1995-99), exsenador y expresidente de la Comisión de Defensa del Congreso, será el nuevo secretario de Estado de Defensa. La ministra María Dolores de Cospedal ha llevado este viernes al Consejo de Ministros su nombramiento, junto al del subsecretario, Arturo Romaní, exconsejero de Hacienda de la Junta de Castilla-La Mancha, y su jefe de Gabinete, José Luis Ortiz.

Conde se presentó a las últimas elecciones como número tres en la lista del PP por Toledo, que encabezaba Cospedal, pero no resultó elegido, por lo que abandonó la política y se incorporó al Consejo de Administración de Red Eléctrica. Conde, licenciado en Derecho, es diplomado en Defensa Nacional y alférez de fragata en la reserva voluntaria. En noviembre de 2014 fue uno de los tres diputados del PP que rompió la disciplina de voto para oponerse al reconocimiento del Estado palestino y en 2015 fue objeto de polémica tras revelar la Cadena SER que no había declarado su participación en una empresa dedicada a la eficiencia energética ni que asesoraba al Banco de Santander. El Congreso, con el rechazo de la oposición, autorizó estas actividades con carácter retroactivo.

Desde la Secretaría de Estado de Defensa, Conde deberá hacer frente a una factura pendiente de casi 30.000 millones para los grandes programas de armamento. El Gobierno tenía previsto aprobar este año un crédito extraordinario de 1.000 millones para atender dichos pagos, pero el Tribunal Constitucional ha cegado la vía del real decreto que venía empleando desde 2012, por lo que tendrá que incluir esta partida en los presupuestos del ministerio.

Cuando Cospedal dejó la presidencia de Castilla-La Mancha al socialista Emiliano García-Page, en julio de 2015, Romaní registró las cuentas de la comunidad ante notario y atribuyó a la falta de fondos del sistema de financiación la desviación del 76% en el objetivo de déficit.

Más información