La gestora del PSOE quiere una reunión inmediata con la ejecutiva del PSC

La revisión del vínculo entre ambos partidos se abordará en un comité federal

Miquel Iceta, en el congreso del PSC.
Miquel Iceta, en el congreso del PSC.MASSIMILIANO MINOCRI
Más información
El PSC ratifica el ‘no’ a la investidura de Rajoy por unanimidad
El PSOE revisará el vínculo con el PSC tras su desmarque en la investidura

Nada puede evitar que la comisión gestora del PSOE impulse un cambio drástico en las relaciones con el PSC. Una vez culminado el congreso de los socialistas catalanes y ratificado Miquel Iceta como primer secretario del partido, los responsables de la gestora van a pedir una reunión inmediata con la nueva dirección del PSC para anunciarles la puesta en marcha de una revisión del vínculo. La consecuencia sería una mayor autonomía de cada una de las partes.

Casi 37 años después de la firma de su protocolo común de funcionamiento, a instancias de la dirección interina del PSOE se planteará una revisión para que el PSC no tenga voto en las decisiones del PSOE (como ahora funciona a la inversa), tanto en las cuestiones estratégicas como en la elección de sus cargos. El encuentro aún tardará unos días, según fuentes de la gestora, toda vez que su presidente y jefe de gobierno de Asturias, Javier Fernández, empieza esta semana el debate anual de política general esa comunidad autónoma.

Las últimas veces que Fernández e Iceta se han reunido las cosas no han ido bien. La cordialidad se mantiene, pero Fernández se encontró una y otra vez con el rechazo de Iceta a respetar la decisión del comité federal del PSOE del 23 de octubre, que habría implicado que los siete diputados del PSC se abstuvieran en la investidura de Mariano Rajoy. El político catalán no solo le dijo que no sino que, en la víspera de la sesión de investidura, se reunió la dirección del PSC y aprobó, prácticamente por unanimidad, el no a Rajoy.

Si Fernández intentó persuadir a Iceta, este trató de que el presidente de la gestora fuera comprensivo con la situación del PSC, según la cual no podían facilitar de ninguna manera el mantenimiento de Mariano Rajoy en el Gobierno cuando nada ha hecho para desbloquear la situación política en Cataluña.

Acatar el resultado

Tampoco ahora habrá acuerdo sobre las consecuencias de la discrepancia. El PSC no quiere que cambie nada y la gestora del PSOE considera que esa desobediencia del partido hermano obliga a una ruptura o revisión del vínculo. No puede ser, sostienen en la gestora, que los socialistas catalanes participen en las votaciones del PSOE pero no cumplan su resultado cuando no lo comparten. Dirigentes del partido en Cataluña señalan, por el contrario, que si el PSOE rompe con el PSC la señal será pésima, cuando “un 48% de los ciudadanos catalanes quieren la desconexión con el resto de España”.

Tampoco estarán de acuerdo en cómo y dónde se produce el cambio en el protocolo que les une hasta ahora. La gestora defenderá que un comité federal lo puede hacer; el PSC señala que solo un congreso puede echar abajo el vínculo de unidad. El sector crítico del PSOE, afín al exsecretario general Pedro Sánchez, cree que la gestora quiere evitar que los casi 18.000 militantes del PSC participen en la votación del futuro líder del partido.

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS