Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los líderes territoriales avalan el ‘no’ de Sánchez a Rajoy

El secretario general de los socialistas defenderá el voto en contra al candidato del PP en el comité federal

La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, a su llegada a Ferraz.
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, a su llegada a Ferraz.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, pedirá y conseguirá hoy el no de su comité federal a facilitar el apoyo a Mariano Rajoy en su sesión de investidura. Este rechazo es compartido por todos los líderes territoriales, según ha constatado en las reuniones bilaterales que ha mantenido con ellos. Los secretarios generales han pedido que sea Rajoy quien trabaje por tejer su mayoría y no delegue la responsabilidad en los socialistas. Una minoría del partido aspira a intentar formar Gobierno con Podemos y Ciudadanos si fracasa el candidato del PP.

De las entrevistas con los responsables territoriales el líder del PSOE ha sacado en claro su rotunda oposición a cualquier opción que pueda traducirse en que, gracias a su partido, Rajoy sea presidente del Gobierno. Del conjunto de las reuniones puede deducirse que las posiciones se han endurecido y hay un número estimable de dirigentes que apuntan a un “no definitivo”. Así lo han manifestado la presidenta de Baleares, Francina Armengol; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; y el secretario general de los socialistas de Castilla y León, Luis Tudanca.

Este clima es el que permitirá a Sánchez defender “un no sin ambages” a la investidura de Rajoy. Por otro lado, el líder socialista pondrá en duda ante su comité federal que Rajoy, finalmente, vaya a presentarse a la investidura, según fuentes oficiales. Esta apreciación podría dar alas a quienes como Armengol, Tudanca o José Antonio Pérez Tapias, de Izquierda Socialista, defienden que Sánchez intente formar una mayoría con Podemos y Ciudadanos si Rajoy no logra la suya. En las reuniones que el líder del PSOE ha mantenido con sus barones territoriales no ha dado pistas de que baraje esa opción.

A la oposición

La inquietud, no obstante, es ostensible en los dirigentes socialistas al estimar que la actitud de Rajoy no ayuda a quienes podrían defender una abstención para evitar unas elecciones. ¿Por qué no se ha reunido ya con Albert Rivera y le ha propuesto una negociación en serio? Es la pregunta que ayer se hacían en el PSOE. El PP y Ciudadanos suman 169 escaños, a siete de la mayoría absoluta, y con ese apoyo las llamadas a la responsabilidad para evitar nuevas elecciones podrían ser escuchadas por distintos grupos de la Cámara. “Cuanto más dice el PP que son los socialistas quienes tienen que facilitar el Gobierno más se calientan nuestros militantes”, exponía ayer un presidente autonómico que culpaba a Rajoy de que, al final, el voto del PSOE vaya a ser siempre un no.

Las críticas a Rajoy, por un lado y la reafirmación de que el PSOE, con 85 diputados, “debe liderar la oposición”, compondrán el grueso de las intervenciones de Sánchez y de los líderes autonómicos. Así lo adelantó ayer el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. “El PSOE no solo tiene que estar en la oposición es que tiene la obligación de encabezarla y construir una alternativa”. Y en la misma línea se mostró el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara: “El PSOE se tiene que ir a la oposición y desde allí ser útiles al interés general de España”. Lo mismo repitió el dirigente murciano Rafael González Tovar, al tiempo que proclamó su no a Rajoy. En idéntico sentido se pronunció con énfasis Pilar Cancela, al frente de la gestora de Galicia.

El presidente de Asturias, Javier Fernández, guardó ayer silencio antes y después de reunirse con Sánchez. Se reserva para hoy. Pero es partidario del no al líder del PP y de pasar directamente a la oposición. Es el mismo caso de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. “He venido a escuchar al secretario general y lo que tenga que decir lo contará mañana”, señaló a la salida de la reunión. “Yo ya he dicho lo que tenía que decir y no he cambiado de opinión”, zanjó.

La “tramontana” de Lambán abre un nuevo frente interno

El PSOE afronta su séptimo comité federal desde diciembre con un frente inesperado, abierto por las formas con las que el presidente de Aragón, Javier Lambán, se desmarcó de la propuesta de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, de que Pedro Sánchez se postule en caso de que Mariano Rajoy no sume los apoyos necesarios para ser investido. La dirigente autonómica no contempla la abstención en ningún caso. Lambán aseguró este jueves que la propuesta de Armengol, que también secundó el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, “es producto de la tramontana que de vez en cuando aparece en esas zonas”. La portavoz del Ejecutivo balear, Pilar Costa, las calificó de “lamentables”.

“El patio no está para bromas ni para ejercicios eólicos de ninguna naturaleza, Francina Armengol es una compañera a la que respeto profundamente y por la que siento afecto personal. Sus opiniones políticas siempre las acojo con consideración, es posible que discrepemos, maticemos, pero en ningún caso mi comentario trató de zaherirla y mucho menos de herir a las islas Baleares ni al gobierno balear”, se excusó Lambán tras reunirse este viernes por la tarde con Sánchez.

La disculpa, sin embargo, se quedó a medio camino. “En Aragón son bastante frecuentes las bromas utilizando los vientos de la tierra. Esta misma mañana el portavoz del PP en Aragón hablaba que, como consecuencia de la valoración que hice en mi primer año de gestión, había sufrido un ataque combinado de sol y cierzo. No me molesto en absoluto, lo que pasa es que hay pieles y pieles. La mía creo que está más preparada para las bromas eólicas y hay otras pieles que están menos. Pero todas mis disculpas y mi respeto a Francina Armengol, a la que en modo alguno traté de agredir”, añadió Lambán.

El secretario general de Castilla y León, Luis Tudanca, reprochó al mediodía las palabras del presidente aragonés. “No sé si es que la tramontana sopla también en Burgos, pero la propuesta de Armengol me parece razonable y la hace pensando en lo mejor para el país y el partido”.