Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Federico Trillo niega que el Gobierno de Aznar ocultase información de la guerra de Irak

El exministro admite que los datos de que disponían no eran "ni completos ni verdaderos"

Federico Trillo, en una foto de archivo de 2009.
Federico Trillo, en una foto de archivo de 2009.

Federico Trillo, ministro de Defensa cuando la guerra de Irak de 2003 y actual embajador de España en Reino Unido, ha afirmado hoy que el Ejecutivo de José María Aznar no ocultó ni manipuló información sobre ese conflicto en el que participó España. No obstante, durante una entrevista en Onda Cero ha admitido que la información que se recibió sobre la presencia de armas de armas de destrucción masiva en manos de Sadam Husein "no era completa ni verdadera".

Trillo ha sido preguntado sobre el llamado informe Chilcot, que concluye que Tony Blair decidió participar en la invasión de Irak en 2003 "antes de agotar todas las opciones pacíficas" y basándose en informaciones de "inteligencia defectuosas" que se presentaron "con una certeza que no estaba justificada". "No se cuestionaron [esas informaciones] y debieron haberse cuestionado", añade. El citado informe concluye que Blair y Aznar acordaron poner en marcha una estrategia de comunicación para demostrar "que estaban haciendo todo lo posible para evitar la guerra".

El embajador Trillo, tras insistir en que España "no envió combatientes a Irak" ni "se disparó un tiro en contra de nadie",  ha reconocido que la información que se disponía "no era completa ni verdadera". "Es verdad que se produjo el apoyo político [a la intervención en Irak] final en la reunión de las Azores", ha reconocido. Pero ha rechazado que se intentase engañar a la opinión pública española:  "Si me pregunta si ocultamos información sobre las armas de destrucción masiva o la manipulamos, le digo rotundamente no (...) Lo que se nos contó es lo que contamos".

Trillo ha negado que tratara de engañar a la opinión pública o se utilizara un doble lenguaje. A una pregunta sobre si el Gobierno de Aznar va a pedir disculpas por los errores en la guerra de Irak, como ha hecho el propio Tony Blair, ha dicho: "Las armas de destrucción masiva no las encontramos".

También ha considerado que la prestación de apoyo político a Estados Unidos y Reino Unido derivó en unas consecuencias políticas "terribles" para el Partido Popular y el Gobierno de Aznar, aun cuando la implicación de España en la guerra "no era la mayor".

Más información