Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera apela a los afectados por la crisis frente al PP

“Hace falta ver que detrás de cada número hay una familia”, dijo el líder en Sevilla

Albert Rivera, durante el mitin en el muelle de la Sal de Sevilla.
Albert Rivera, durante el mitin en el muelle de la Sal de Sevilla.

El 75% de los españoles cree que el paro es el problema más grave de España, según el CIS. A todos esos votantes se ha dirigido Albert Rivera desde que aprovechó el debate a cuatro para echarle en cara a Mariano Rajoy que celebre la gestión económica de su gobierno mientras hay familias que sufren los efectos de la crisis. “Ciudadanos es garantía de un gobierno que escuche, que sienta, que tenga piel”, ha dicho. Rivera ha divulgado ese mensaje transversal, que le permite separarse del PP, atraer a indecisos del PSOE, y consolidarse en el centro.

“Queremos un gobierno que pueda volver a decir la verdad, que una a los españoles, que sea capaz de darle la mano a los que se han caído en esta crisis”, subrayó ayer Rivera durante un mitin en Sevilla. “Hace falta un poquito de piel, ver que detrás de cada número, de la macroeconomía con la que algunos nos inundan [en referencia a Rajoy], hay una persona, una familia”, dijo, recuperando esa referencia a la epidermis que precisamente popularizó Carlos Floriano, del PP. “Ciudadanos es garantía de un gobierno que escuche, que sienta, que tenga piel”, insistió.

¿Y cómo se logra eso? Rivera ha puesto el acento en los últimos días en una nueva ley de segunda oportunidad “que ayude a los que se han caído a levantarse”; en que los autónomos no paguen cuota si no llegan al salario mínimo; en dar bonificaciones para las empresas que contraten más y despidan menos; o en un contrato único con indemnizaciones progresivas por despido en función de la antigüedad. Este nuevo argumento de su discurso le ha hecho entrar en un terreno por el que suelen pisar con mucha más frecuencia Pedro Sánchez, candidato del PSOE, y Pablo Iglesias, su homólogo de Unidos Podemos. Es su respuesta a la actitud de Rajoy en el debate a cuatro, que el presidente en funciones aprovechó para defender su gestión con una batería de datos.

“El crecimiento económico cuando llegué era del -1,8%, ahora estamos creciendo al 3,2%”, dijo Rajoy. “En España, el 75% de trabajadores tienen un contrato fijo, y el 25% un contrato temporal”, afirmó. “La inflación cuando llegué al Gobierno estaba por encima del 3%, y hoy es negativa”, recordó.

“Tenemos un gobierno que está sacando mucho pecho de las cifras macroeconómicas, cuando hay mucha gente aún pasándolo mal”, argumentó José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido y jefe de su equipo de campaña. “Entre la gente que lo está pasando mal hay gente del PP y del PSOE”, recordó, negando que este sea un discurso prefabricado para seguir atrayendo a electores socialistas. “Nos dirigimos a los ciudadanos por contraposición a la evaluación que hace el PP de la realidad: ven una realidad de números y de cifras, no la de lo que está pasando en la calle”.

En la calle, dicen los sondeos, la repetición electoral ha provocado hartazgo. Todas las encuestas auguran una participación por debajo del 70%, tres puntos inferior a la del 20-D. Por cada punto que suba la participación, los votos de Ciudadanos crecerán punto y medio, según sus cálculos. Rivera animó a sus seguidores a votar para que no se repita el bloqueo institucional. A continuación, insistió para que acudan a votar y así tener un gobierno que escuche y sienta. “Sé que algunos van a intentar jugar al miedo para que España se bloquee”, advirtió Rivera en Sevilla, animando a los electores a votar “por la ilusión [en referencia a Ciudadanos]” en lugar de “por miedo o venganza”. “Hay mucha gente con dudas, indecisa, que no sabe si ir a las urnas. Si no hacen política, la harán por ustedes y los extremistas ganarán”, avisó.

Más información