Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Operación Nelson

“El malo soy yo, señoría”

Luis Pineda afirma que se reunió personalmente con el presidente de Unicaja sobre el asunto de los ERE

“Soy el malo, yo, señoría; los demás hacen lo que yo les mande, en precios y negociaciones”. Tres días en los calabozos de la Policía Nacional no minaron ni un ápice el estilo altanero de Luis Pineda, el presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc). En su declaración como imputado ante el juez Pedraz y el fiscal de la Audiencia Nacional Daniel Campos, el abogado se presentó como una especie de chivo expiatorio al que las entidades financieras –en especial el BBVA- no le perdonan sus éxitos en la defensa de los consumidores.

El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, tras el registro de su sede en Madrid el mes pasado.
El presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, tras el registro de su sede en Madrid el mes pasado. EFE

Su declaración, de apenas una hora y diez minutos, fue una mezcla perfecta de jactancia, desmemoria selectiva, evocación de nombres ilustres de la banca y la política, y escenas peliculeras. “Yo he estado en la junta general del BBVA y he estado rodeado de personas de personas con pistola para que no hablase, personas que hacían así y me enseñaban un nueve largo o algo así”, sostuvo.

El presidente de Ausbanc está en prisión provisional desde el pasado 19 de abril, acusado de extorsionar, mano a mano con el sindicato Manos Limpias, a diferentes personas físicas y entidades a las que supuestamente exigía dinero a cambio de retirar las acciones judiciales emprendidas contra ellos.

Pineda afirmó que se reunió personalmente con el presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel, para darle consejo sobre su imputación en el caso de los ERE de Andalucía, en el que Manos Limpias ejerce la acusación popular. “Pero no me pregunte por fechas, y menos después del meneíto que me han dado”, le dijo al fiscal. Según la investigación la entidad malagueña abonó un millón de euros a cambio de que el sindicato abogara por la desimputación de su máximo directivo en la causa que se investiga en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla.

Según su versión, Pineda aconsejó a Medel “no comportarse como los políticos corruptos de Andalucía” que “ningunean a la juez Alaya”. Pineda afirmó que se “involucró mucho más” en la causa de los ERE “a petición de Unicaja”. Fue, recordó, el secretario general de la entidad, Ángel Fernández Noriega –también imputado-, el que le contactó para llevar a cabo esta gestión.

“Me parece tan mal que [Miguel] Blesa [expresidente de Caja Madrid] no esté en la cárcel, como que Braulio Medel esté imputado”, afirmó. “¿Y se presenta como abogado de la acusación para desimputarle?”, se extrañó el fiscal. “Es que no hay otra forma ¿conoce otra?”, le respondió Pineda. “Sí, actuar como abogado de la defensa”, replicó el acusador. “Los abogados tenemos que resolver problemas”, zanjó el presidente de Ausbanc.

Según la investigación, Manos Limpias también cobró supuestamente de Unicaja otro millón de euros en León durante un procedimiento judicial de preferentes. Pineda justificó este montante en los gastos que le produjo este procedimiento entre viajes a León, ruedas de prensa y “estudios empíricos y econométricos”. “O sea, la parece normal un millón de euros por esto”, saltó el fiscal Campos. “Damos volteretas con tirabuzón por un millón. Para nosotros un millón de euros no es normal, es espectacular, yo no lo he visto junto nunca”.

La entidad malagueña, contactada por este periódico, no quiso comentar estas declaraciones de Pineda ante el juez. Unicaja ha defendido que en el caso ERE su abogado pidió que se desestimara el escrito en el que Manos Limpias solicitaba la desimputación de Braulio Medel.

Unicaja patrocinó el viaje a España del alcalde de Miami

Unicaja acordó con Luis Pineda entregar 600.000 euros en publicidad y distintos patrocinios a las publicaciones de Ausbanc. Entre otras cosas, ese dinero sirvió para patrocinar el viaje de Tomás Regalado, alcalde de Miami, por varias ciudades andaluzas en diciembre de 2015, según relató la directora de Publicidad de Ausbanc, Isabel Medrano, en su declaración ante el juez.

Además del viaje de Regalado, del que se publicaron múltiples fotografías con Pineda en las revistas del grupo, la contratación publicitaria de Unicaja consistió en "publicidad en banners", la organización de un foro en el Club Financiero Génova y de unas jornadas sobre el aceite de oliva español, dijo Medrano, que pese a la insistencia del fiscal aseguró desconocer por qué había tanto interés en confirmar un pago de Unicaja "antes de la reunión" entre "don Luis [Pineda]" y "don Ángel [Fernández Noriega, secretario general de Unicaja]".

Según el sumario del caso, Unicaja pagó no menos de un millón de euros a Ausbanc para salvar a su presidente, Braulio Medel, en el caso de los ERE fraudulentos de Andalucía. La negociación de los pagos con Fernández Noriega se produjo, según las investigaciones, en las semanas previas a que Medel declarara como imputado en el caso, en el que estaba personado Manos Limpias. Los investigadores creen que los 600.000 euros son la primera parte del pago total de un millón de euros. 

Pineda negó que se atacara a las entidades bancarias que no pagaban publicidad en las revistas de Ausbanc. “¿Hay entidades intocables para usted?”, preguntó el fiscal. “No me consta, incluso hasta Emilio Botín que fue mi mentor, apreciándole mucho es al banco Santander al que más demandas he puesto”. En ese punto se lanzó a dar su opinión sobre los principales banqueros españoles de los últimos años. Isidro Fainé [presidente de La Caixa] me parece un magnífico gestor; Emilio Botín, también. Y me pareció muy mal Mario Conde y fui yo la acusación principal contra él. Y me pareció muy mal Miguel Blesa y le acusé en unos años en los que era dificilísimo acusarle, y mi mujer [Teresa Cuadrado], directora general de Consumo de la Comunidad de Madrid estuvo aguantando chaparrones. Y de Francisco González [presidente del BBVA], y se lo he dicho a él, no me gusta su modelo de banca”.

¿Quién decidía? Luis Pineda

Tanto Luis Suárez Jordana, director de Publicaciones de Ausbanc, como Isabel Medrano, jefa de Publicidad, descargaron en sus declaraciones toda la responsabilidad en el presidente, Luis Pineda. Además de a Miguel Bernad y Pineda, el juez Pedraz interrogó a nueve trabajadores de Ausbanc y Manos Limpias, que aseguraron no haber participado en el entramado de extorsión a personas y entidades a las que presuntamente se exigían cantidades económicas a cambio de retirar querellas o evitar mala publicidad.

El fiscal preguntó insistentemente a Suárez si Pineda le daba instrucciones para publicar informaciones negativas sobre determinados bancos. El director de Publicaciones contestó que no, pero añadiendo siempre que "como editor, Luis Pineda marca la línea editorial". Tras varios intentos del fiscal, Suárez acabó reconociendo que "en algún caso a lo mejor" sí le había dado esas indicaciones. 

Un auto del magistrado que instruye la operación Nelson destacó una conversación de Pineda con Suárez en la que el primero le pedía que escribiera en una de las publicaciones del grupo una noticia negativa sobre Air Europa y otra "breve pero con una hostia para Francisco González [presidente de BBVA]". "No lo recuerdo", se limitó a contestar Suárez cuando el fiscal le leyó la transcripción.

"Yo solamente controlaba los contenidos; la publicidad me venía dada", añadió el directivo de Ausbanc a preguntas sobre quién manejaba los contratos publicitarios. El fiscal considera que hay indicios suficientes de su participación en la "organización criminal" de Bernad y Pineda.

Más información