Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andreu archiva de nuevo la pitada al himno en la final de la Copa del Rey

El juez de la Audiencia Nacional dice que no se puede imputar injurias a personas jurídicas como el Barça o el Athletic

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha archivado de nuevo la causa por la pitada al himno de España en la final de la Copa del Rey de fútbol, celebrada el 30 de mayo de 2015 entre el FC Barcelona y el Athletic de Bilbao (3-1). El magistrado, que actúa después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia le ordenara reabrir la causa el pasado 21 de abril, considera que a las personas jurídicas, como son ambos clubes, no se les puede imputar delitos de injurias al Rey o ultrajes a la Nación.

El magistrado, en una resolución notificada este lunes, señala diversas irregularidades procesales cometidas por los querellantes, el sindicato Manos Limpias, cuyo dirigente Miguel Bernad está en prisión por extorsión, y el partido derechista Vox. En el caso de Manos Limpias, el juez le da un plazo de tres días para que presente un poder especial para querellarse en este asunto y el certificado del acuerdo de la Junta Directiva del sindicato para emprender acciones judiciales contra los dos clubes de fútbol y las entidades independentistas que promovieron la pitada al himno. También le reclama que presente una fianza de 10.000 euros. En el caso de Vox, el juez exige la misma fianza.

La Sección Tercera de la Audiencia, presidida por Alfonso Guevara, revocó el 21 de abril el archivo de la denuncia presentada por Manos Limpias sobre este incidente decretado por el juez Andreu el pasado 19 de febrero. Andreu cerró el caso con el argumento de que en 2009, también en la final de Copa entre los mismos equipos se produjo una pitada al himno y la Fiscalía no apreció entonces ningún delito.

El tribunal entendía que el “ambiente institucional respecto a la independencia de Cataluña” es “muy diferente” respecto al de 2009 cuando se archivó de inicio la causa por la pitada a la Marcha Real. “Basta ver como hecho notorio los acontecimientos y sobre todo las decisiones políticas de los órganos de Gobierno de Cataluña que se han adoptado en los últimos dos años en orden a conseguir la independencia de Cataluña respecto a España”, afirmaba el tribunal.