Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer maltratada pide auxilio con una nota en los deberes de su hijo

El presunto agresor ha sido detenido tras el aviso de la maestra del niño y de la dirección del colegio, ubicado en Benalmádena

Una empleada del 016, el teléfono contra la violencia de género.

Le dijo a su hijo, de ocho años, que le diera los deberes a su maestra para que los mirara bien, porque era muy importante. El niño cumplió y su madre ha podido salir del círculo de maltrato en el que supuestamente vivía desde hacía años. Una mujer maltratada, prácticamente recluida en su domicilio, controlada y aislada por su marido, ha provocado la detención de su agresor tras pedir auxilio a través de una nota que introdujo en los deberes de su hijo, alumno de un colegio de Benalmádena (Málaga). El hombre, de 52 años, ha quedado bajo control telemático y tiene una orden de alejamiento de su esposa.

La víctima, de 44 años, no tenía acceso al teléfono móvil ni a redes sociales. No podía salir sola de casa y cuando hacía la compra o tenía que ir al médico, siempre debía hacerlo en compañía de su marido, que la dejaba “encerrada” cuando no estaba en su domicilio. “El aislamiento y el control por parte del presunto agresor es algo muy común en el ciclo de la violencia y en este caso era especialmente fuerte”, subraya Rosa del Mar Rodríguez, coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) en Málaga.

La situación se habría prolongado desde que el matrimonio, ambos de nacionalidad uruguaya, se instaló en Benalmádena. Las vejaciones y las humillaciones eran continuas y el aislamiento al que estaba sometida la mujer, le impedía contar con un círculo de amistad y de apoyo al que pedir socorro. Esa violencia psicológica constante también daba paso en ocasiones a episodios de maltrato físico, según publica el diario ABC.

La única escapatoria que vio la víctima fueron los deberes de su hijo, que se convirtieron en la vía de comunicación con el exterior. A mediados de abril, introdujo una nota de auxilio (medio folio) entre las páginas de un libro de texto del niño con la esperanza de que la viera su tutora. Escribió datos personales que ayudaran a su ubicación, entre ellos, su dirección postal, además de ofrecer detalles sobre la situación que estaba viviendo. La maestra, tras leer la hoja, alertó a la dirección del centro escolar, que se puso en contacto con el Centro Municipal de la Mujer de Benalmádena y con el Cuerpo Nacional de Policía.

Los agentes, con la complicidad del colegio, idearon un plan para comprobar los hechos sin levantar sospechas en el supuesto agresor. La actuación se llevó a cabo el 18 de abril. El centro escolar convocó a la pareja para una aparente tutoría y, una vez que el matrimonio llegó a estas dependencias, un policía de la Unidad de Familia y Mujer logró reunirse a solas con la mujer. Según fuentes cercanas al caso, el hombre se había quedado en el coche y ni siquiera accedió al colegio. Tras el relato del supuesto maltrato por parte de la víctima, que presentaba algunos hematomas, su marido fue detenido por supuesta violencia de género.

La mujer y el niño, que tiene un hermano de cinco años, están atendidos ahora por la red del Instituto Andaluz de la Mujer. Tanto Rodríguez como el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, han resaltado “la audacia” de la víctima para hacer público su maltrato y la “buena coordinación” entre todos los agentes institucionales y las fuerzas de seguridad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información