Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias asegura que permitirá a Sánchez ser su vicepresidente si le gana

El líder de Podemos afirma que el PSOE debe ser "un aliado" tras las elecciones del 26-J

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, el pasado domingo. CLAUDIO ÁLVAREZ Atlas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha afirmado este miércoles que tras las elecciones del 26 de junio consentiría al líder del PSOE, Pedro Sánchez, ser su vicepresidente si le gana y si este lo reclama. La meta de la formación emergente es superar a los socialistas y competir directamente con el PP. En ese contexto, ha añadido que el PSOE "tendría la legitimidad para reclamar la vicepresidencia" si queda por debajo de Podemos. "Aunque ganemos", ha añadido, "tenderemos la mano al PSOE". "En este caso, lo fundamental es salir a ganar. Para nosotros superar al PP y poder ganar las elecciones sería un éxito. No nuestro, sino del país. Por eso es importante intentar ponernos de acuerdo con otros. Para nosotros, el PSOE tiene que ser un aliado, aspiramos a gobernar con ellos", ha recalcado.

Iglesias ha lanzado también un aviso al sector de Izquierda Unida más crítico con el pacto que negocian los secretarios de Organización de las dos fuerzas. El dirigente de Podemos ha afirmado que el excoordinador general Gaspar Llamazares "representa el pasado". "Yo sí me veo construyendo futuro con Alberto Garzón", ha considerado en Telecinco. "Tengo mucho respeto por el señor Llamazares, creo que ha sido un magnífico parlamentario, pero creo que es evidente que representa el pasado y Alberto representa el futuro. Yo sí me veo construyendo futuro con Alberto".

Pablo Echenique y Adolfo Barrena se reunieron el martes en Zaragoza y acordaron constituir un equipo de trabajo para elaborar un programa de mínimos en común. En ese grupo estarán, por parte de Podemos, Carolina Bescansa y el economista Nacho Álvarez; por parte de IU se sentará la responsable del programa Marga Ferré. "Hay que dejarlos trabajar", ha pedido Iglesias.

Mientras las bases de la federación de izquierdas siguen votando en la consulta interna sobre una coalición que todavía no está cerrada, Iglesias ha recordado que habla con Garzón "a diario" y ha asegurado que ambos están convencidos de que la mayor parte de sus organizaciones quiere un acuerdo. "Tenemos que respetarnos todos. Lo que está claro es que si hay un Gobierno tiene que haber un Gobierno plural", ha dicho.

Aunque los contactos informales mantenidos en las últimas semanas entre el líder de Podemos y el diputado de IU-Unidad Popular reflejan que está cerca la posibilidad de suscribir una alianza nacional, los negociadores aseguran que "se mantiene la distancia" en algunas cuestiones de carácter estratégico y práctico. Irene Montero, jefa de gabinete de Iglesias, también insistió el martes en que "sigue habiendo algunos escollos". La prudencia y la discreción mostradas por los negociadores demuestran, en cualquier caso, la voluntad de evitar intoxicaciones y de no frustrar las expectativas. Tanto la dirección de Podemos como la de IU están decididas a lograrlo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información