Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección de IU aprueba negociar con Podemos una coalición electoral

El partido consultará a las bases si refrendan la alianza en un referéndum el 2 y el 4 de mayo

Pablo Iglesias, líder de Podemos, dialoga con Aberto Garzón, de IU, en un pleno del Congreso de los Diputados.
Pablo Iglesias, líder de Podemos, dialoga con Aberto Garzón, de IU, en un pleno del Congreso de los Diputados.

La Presidencia Federal de Izquierda Unida ha aprobado este miércoles abrir la negociación con Podemos para concurrir a las elecciones del 26 de junio en una coalición electoral con el partido emergente. El órgano de dirección de IU se ha reunido en su sede federal de Madrid durante más de cuatro horas y ha acordado por una amplia mayoría, con 35 votos a favor y 3 abstenciones, comenzar oficialmente la negociación —que ya ha tenido contactos exploratorios— para alcanzar una coalición de ámbito estatal. La federación de izquierdas validará el pacto con una consulta online a las bases y presencial los próximos 2 y 4 de mayo.

La dirección del partido remarca en un comunicado que el resultado de las negociaciones deberá "garantizar el reconocimiento mutuo y la autonomía de ambas organizaciones", y que la coalición se articulará "en torno a un programa que, respetando las propias propuestas de cada organización, ponga en valor lo que nos une para defender un verdadero cambio social, económico y de recuperación de las libertades públicas".

Las abstenciones han correspondido a los representantes de Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares, que pedían primarias abiertas para configurar las listas y una comisión plural para negociar con Podemos. "La falta de transparencia y pluralidad en las negociaciones con Podemos evidencian la confluencia vertical y de bajo nivel que busca la élite que controla IU", ha asegurado a EL PAÍS el candidato de Izquierda Abierta a liderar IU, Tasio Oliver. "La confluencia se desnuda también con la negativa de volver a celebrar primarias abiertas que sirvan de encuentro dentro de esas confluencias: hay tiempo y medios", ha señalado. El sector del coordinador general, Cayo Lara, que también presenta a la XI Asamblea de IU de junio un candidato alternativo a Alberto Garzón, se ha alineado con el sector del diputado y ha votado a favor.

El sector cayista, no obstante, subraya que lo aprobado incluye como condiciones "la visibilidad de IU tanto en la campaña como en todo el proceso y espacio electoral posterior, así como también el respeto al programa y a nuestros planteamientos políticos, que serán defendidos con autonomía en el Parlamento". Es decir, una referencia velada a las siglas de IU y a que buscarán un grupo propio en el Congreso. Asimismo, el sector de la candidatura IU, sí, con más fuerza, requiere que las "líneas rojas tendrán que venir expresadas en la consulta a las bases, así como en el refrendo del Consejo Político Federal convocado para el 7 de mayo". En todo caso, las fechas de la consulta (2 y 4 de mayo) ponen complicado que los militantes se pronuncien sobre la letra pequeña del acuerdo, dado que Podemos e IU tienen para cerrarlo hasta el día 13, último día para inscribir las coaliciones electorales.

La convergencia con Podemos ha salido adelante por abrumadora mayoría en la coalición porque el partido emergente acepta como punto de partida la principal condición de IU: que se negocie una coalición estatal, algo que Podemos no aceptaba antes del 20-D.  Así se lo trasladó el martes Podemos oficialmente a IU, tal y como confirmó a EL PAÍS el secretario de Organización de IU, Adolfo Barrena. Los secretarios de Organización de las dos formaciones se reunieron el martes de forma discreta en Zaragoza, y Echenique informó a Barrena del "acuerdo de la ejecutiva" de Podemos, que pasa porque "el posible acuerdo [con IU] será en el marco de una coalición electoral", sostuvo Barrena, aunque Echenique, por su parte, matizó que todavía no hay "nada cerrado".

Las dos formaciones han limado asperezas y afrontan una negociación que, aunque compleja, se produce en un contexto mucho más favorable que el año pasado. El líder de Podemos, que el verano pasado incendió las relaciones entre ambos partidos con unas declaraciones en las que llamaba "cenizos" o "tristes" a algunos dirigentes de IU, felicitó ayer a la coalición por su 30 aniversario.

Más información