Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido en Palma de Mallorca por reclutar combatientes del ISIS

El hombre, marroquí de 26 años, mantenía contactos con terroristas y pretendía atentar en Europa

El detenido, acompañado por dos agentes.

Un hombre de 26 años y nacionalidad marroquí ha sido detenido por la policía en Palma de Mallorca acusado de reclutar a gente para unirse al Estado Islámico y facilitarles el viaje. Según fuentes del Ministerio del Interior, el detenido, que residía en Palma desde hacía tiempo, buscaba personas vulnerables  —habitualmente menores de edad— con el fin de persuadirlas en la causa yihadista.

Según los investigadores, suponía una clara amenaza para la seguridad nacional e, incluso, entre la documentación que se le ha incautado, apuntaba a puntos concretos del territorio europeo en los que cometer un atentado. Los agentes también han requisado material informático y pequeñas cantidades de drogas que estaban en poder del arrestado.

Los responsables de la operación, desarrollada en la madrugada de este martes, entienden que se ha neutralizado una estructura de adoctrinamiento, radicalización, reclutamiento y envío de combatientes al DAESH.

A través de las redes sociales, el detenido realizó una intensa actividad de difusión del mensaje doctrinal y la estrategia operativa de la organización terrorista. Se valía, como suele ser habitual en esta clase de reclutadores, de plataformas virtuales y de comunicaciones para convencer activamente a sus objetivos previamente seleccionados. El investigado tenía un papel destacado y determinante en el mantenimiento de agrupaciones virtuales de carácter yihadista radical, que se estructuraban en grupos con funciones perfectamente diferenciadas, todas ellas bajo su supervisión.

Por un lado, emitía un mensaje radicalizador muy contundente, dirigido a la captación de nuevos aspirantes a la yihad sirio-iraquí, promoviendo, alentando y facilitando su viaje hasta la zona de conflicto para su posterior integración en las filas de DAESH. Hasta el momento no ha trascendido si logró enviar a alguna persona y a cuántas a los territorios ocupados por el Estado Islámico. Participaba activamente en dos tipos de grupos. Uno de ellos enfocado a la búsqueda de perfiles en las redes sociales, que mostraran permeabilidad a la captación terrorista. Una vez seleccionados, el reclutador virtual los contaminaba con mensajes muy radicales, eliminando a aquellos que no eran receptivos, centrándose tan solo en los que en esta fase, respondían positivamente a los estímulos doctrinales del reclutador. Una vez elegidos los perfiles más idóneos, se pasaba a un tercer estadio en el que la investigación determinará si la finalidad era el concierto y la conspiración para realizar acciones terroristas.

Por otro, en grupos más reducidos y ante una audiencia muy seleccionada, el detenido dirigía sus esfuerzos a facilitar la comisión de acciones terroristas en territorio español y europeo. Desarrollaba un importante papel de dinamizador y controlador, dirigiendo sus esfuerzos a la formación de un pequeño contingente junto al que desplazarse a Irak o Siria, con el fin de combatir en las filas de la organización terrorista DAESH. A sus integrantes aleccionaba y aconsejaba de cómo proceder para no ser detectados en su viaje por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

El arrestado tenía tal determinación de desplazarse a la zona de conflicto, que dentro de lo que él consideraba una formación necesaria de capacitación para su participación en acciones operativas, se sometía a duros entrenamientos físicos, además de mostrar interés en unirse a alguna organización militar con el propósito de completar su formación.

Con el fin de que el desplazamiento del contingente reclutado a Siria o Irak no sufriera imprevistos, el detenido había establecido una red de contactos con miembros de la organización terrorista DAESH, capaces de facilitarles el tránsito hacía los territorios dominados por la organización terrorista.

La investigación, llevada a cabo por agentes de la Comisaría General de Información con la colaboración de la Brigada Provincial de Información de Palma, culmina ahora y ha puesto de manifiesto precisamente que el detenido mantenía estrechos contactos con acreditados responsables terroristas, actualmente radicados en Siria al servicio del DAESH. Serían esos contactos quienes se encargarían de facilitar tanto la llegada de nuevos combatientes a la zona de conflicto como de proporcionar instrucciones o recursos para llevar a cabo alguna acción terrorista en España o alrededores.

La operación continúa abierta y las actuaciones han sido dirigidas por la titular del Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, en coordinación con la Fiscalía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >