Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desarticulada una red que reventaba cajas fuertes y cajeros en toda Europa

Seis personas han sido detenidas en Rumania en una operación en la que han colaborado cinco países

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo itinerante especializado en cometer robos con fuerza en cajas fuertes y cajeros automáticos de varios países europeos. Han sido detenidas seis personas en Rumania, en una investigación internacional conjunta con las policías de Rumanía, Francia, Suiza y Hungría, coordinada por Europol y Eurojust.

Los arrestados, altamente especializados en este tipo de delitos, intentaban eludir la acción policial cambiando de zona de actuación después de cometer dos o tres robos, ha informado la Policía Nacional. 

En España actuaban también por temporadas, abandonando el país después de cada campaña para, pasados unos meses, regresar a viviendas diferentes a las que ocupaban con anterioridad y utilizando vehículos diferentes para sus desplazamientos.

La investigación comenzó en mayo del 2015 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la comisión de tres robos en distintos establecimientos de una cadena de supermercados en Francia. Estos asaltos se cometieron utilizando diversas herramientas, como mazas y radiales, con las que forzaron las cajas fuertes y sustrajeron todo lo que había en su interior.

Las primeras pesquisas permitieron a los policías relacionar estos hechos con la comisión de otros robos en cajeros automáticos franceses, cometidos presuntamente por las mismas personas que asaltaron los supermercados y que ya estaban siendo investigadas.

Tras varios meses de averiguaciones, agentes franceses, españoles y rumanos, coordinados por Europol, pudieron determinar que los malhechores no solo delinquían en España y Francia, sino que además lo hacían en Alemania, Italia, Suiza y Austria.

Como resultado de las órdenes europeas de detención que se dictaron al efecto, a principios del mes de abril se materializó el arresto de los seis miembros de la organización en Rumanía, con la participación de agentes de la Policía Nacional. En ese momento, los detenidos reconocieron a los policías españoles debido a que estos fueron los mismos que llevaron a cabo su arresto en 2004 por hechos de la misma naturaleza.

En los 10 registros llevados a cabo en varias localidades rumanas se han intervenido numerosas herramientas para la comisión de robos, abundante material informático, joyas y documentación relevante para la investigación.