El núcleo duro de Iglesias se vuelca en la defensa del ‘no’ en su consulta

El partido moviliza a las bases contra el pacto de Sánchez y Rivera. Errejón y Espinar dicen que aún hay opción para el acuerdo

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, este martes en el Congreso.
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, este martes en el Congreso. Fernando Villar (EFE)

El núcleo duro de Pablo Iglesias se ha volcado de lleno en la defensa del no en la consulta interna convocada entre mañana y el sábado sobre el acuerdo suscrito por el socialista Pedro Sánchez y Albert Rivera, presidente de Ciudadanos. Este miércoles algunos dirigentes de máxima confianza del líder de Podemos intentarán movilizar a las bases de la formación contra ese pacto y a favor de un Gobierno de coalición con los socialistas, IU-Unidad Popular y Compromís. Sobre eso versan las dos preguntas que los 393.000 simpatizantes con derecho a voto están llamados a contestar. La diputada Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político y Social, el portavoz en el Senado, Ramón Espinar, el secretario general autonómico en la Comunidad de Madrid, Luis Alegre, y su homólogo en la capital, Jesús Montero, defenderán la posición de la dirección del partido en la plaza del Reina Sofía.

Lo harán, a partir de las seis y media de la tarde, en el que siempre ha sido un lugar emblemático para Podemos. Allí celebró los cinco eurodiputados que logró en las elecciones europeas de 2014, los resultados de las autonómicas y municipales y los del pasado 20 de diciembre. La postura de los máximos dirigentes de la formación aboca, si el PSOE no acepta un Ejecutivo de coalición y rompe con Ciudadanos, a una nueva convocatoria electoral. Y esta consulta a las bases supone, en el fondo, el inicio de la campaña de las próximas generales.

En cualquier caso, la dirección de Podemos no quiere todavía hablar oficialmente de campaña.  Lo dejaron claro este martes tanto el portavoz en el Congreso y número dos de Podemos, Íñigo Errejón, como Espinar, su homólogo en el Senado. Errejón aseguró que todavía existe una "opción" para alcanzar un acuerdo con el PSOE. En su opinión, quedó demostrado en la votación de la llamada Ley 25, una batería de medidas de corte social que no podrán llevarse a cabo sin investidura, aprobada con los apoyos de los socialistas y las demás formaciones de izquierdas. "Mirando el marcador de voto muchos ciudadanos van a ver los números de un posible de un Gobierno de cambio", afirmó Errejón tras la Junta de Portavoces. Errejón recordó que "el mandato" de los simpatizantes de Podemos determinará, además, la posición del partido a partir del próximo lunes, el día de publicación de los resultados. Espinar también se ha pronunciado en ese sentido. El también diputado autonómico en la Asamblea de Madrid cree que "hasta el descuento" habrá "partido" y posibilidades de alcanzar un entendimiento con Sánchez "para que el PSOE lidere un Gobierno progresista".

La postura de la dirección del partido emergente se ha impuesto en la práctica totalidad de las consultas internas, y sus máximos responsables confían en que también en esta ocasiones los simpatizantes avalen su estrategia. En caso contrario, el propio Iglesias sugirió que su equipo asumiría “las responsabilidades políticas”. El pasado lunes, la ejecutiva envió a los inscritos una carta que justifica precisamente sus argumentos. “En la reunión del pasado jueves 7 de abril, nuestros interlocutores nos dejaron clara una cosa: el pacto Rivera-Sánchez solo admite "retoques" y es incompatible con la presencia de Podemos y sus confluencias en el Gobierno. Además, el PSOE se ha negado explícitamente, en reiteradas ocasiones, a explorar la vía de un Gobierno progresista”, señala el texto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS