Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beiras ve vulnerados sus derechos y pide amparo tras su suspensión

El portavoz parlamentario de AGE ha remitido un escrito a la Valedora do Pobo por considerar que el presidente de la Cámara ha vulnerado sus derechos

El coportavoz de Anova, Xosé Manuel Beiras, durante una comparecencia en Santiago. pulsa en la foto
El coportavoz de Anova, Xosé Manuel Beiras, durante una comparecencia en Santiago.

El portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), Xosé Manuel Beiras, ha remitido un escrito de amparo a la Valedora do Pobo, Milagros Otero, por considerar que el presidente de la Cámara autonómica gallega ha vulnerado sus derechos tras hacer oficial este jueves la suspensión por un periodo de 15 días de sus derechos parlamentarios y su sueldo como portavoz. La medida implica la prohibición de acudir a plenos y comisiones. El presidente de la Cámara, Miguel Ángel Santalices, le ha atribuido un "desorden grave con la conducta de palabra y obra" al abroncar al portavoz del PP, Miguel Tellado, y dar un puñetazo en su escaño durante la sesión plenaria celebrada el miércoles.

Sostiene Beiras en el escrito que ha sido objeto de una "resolución arbitraria, discriminatoria y lesiva" para su condición de representante de los ciudadanos que lo eligieron precisamente para "defender sus derechos e intereses y no para acatar órdenes injustas que pretenden amordazarme". La sanción a su conducta "viola", sostiene, el "principio de nuestra inmunidad parlamentaria". En su escrito de amparo, el líder de AGE pide audiencia a la Valedora para después de la Semana Santa y le adjunta la resolución de la Cámara gallega que ha firmado.

Por su parte, Santalices acusa al veterano político nacionalista de haber hecho uso de la palabra "cuando no tenía derecho a hacerlo, siendo llamado al orden" por parte de la presidencia. El presidente de la Cámara detalla que le formuló una primera llamada al orden, "ante la que hizo caso omiso y, posteriormente, se dirigió al escaño del señor Tellado, encarándose de forma intimidatoria con él, interrumpiendo el normal funcionamiento de la sesión plenaria".

Beiras defiende su actuación apelando a su indignación que, sostiene, se debió a las "risas" con las que la bancada del PP acogió su propuesta de rescatar el nuevo hospital de Vigo, privatizado y recortado por el Gobierno gallego. "Yo sé que la gente que se indigna de verdad se siente resarcida por el hecho de que alguien que dice que los representa y que quiere representarlos se indigna como ellos", ha añadido Beiras, justificando su conducta.

La sanción se basa en el artículo 108 del reglamento del Parlamento gallego, referido a sanciones "graves", que establece que "cualquier persona que en el recinto parlamentario, en sesión o fuera de ella, promueva desorden grave con su conducta de obra o palabra, será inmediatamente expulsada. Si además se trata de un diputado, el presidente lo suspenderá en el acto de sus derechos parlamentarios por un plazo de hasta un mes, sin prejuicio de que la Cámara, por propuesta de la Mesa (...), pueda ampliar o agravar la sanción".

Más información