Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Marea apoya la consulta en Cataluña que pide Podemos

La coalición entre la formación de Pablo Iglesias, Esquerda Unida y los nacionalistas de Anova se ha convertido en segunda la fuerza en Galicia y ha obtenido seis diputados

Los candidatos de En Marea celebran los resultados electorales
Los candidatos de En Marea celebran los resultados electorales, este domingo.

En Marea, la coalición entre Podemos, Esquerda Unida y los nacionalistas de Anova que se ha convertido en segunda fuerza en Galicia y sentará en el Congreso a seis diputados, reclama en su programa electoral un proceso constituyente que incluya el "reconocimiento de las diferentes naciones" que conforman España y el derecho a decidir "en régimen de autodeterminación". Con esta propuesta encima de la mesa y a falta de que la alianza constituya sus órganos de dirección y detalle sus prioridades en las negociaciones de pactos que se abren tras el 20-D, fuentes de En Marea admiten que las condiciones que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, establece para un hipotético acuerdo con el PSOE son coherentes con su ideario, incluida la convocatoria en Cataluña de una consulta sobre la independencia.

La confluencia de fuerzas políticas que ha dado lugar a En Marea es singular para el resto de España. Dos de los seis parlamentarios elegidos en las urnas el pasado domingo —Alexandra Fernández y Miguel Anxo Fernán Vello— militan en Anova, el partido fundado por el histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras cuando dejó el BNG, y otra de las diputadas es la líder de Esquerda Unida (EU), Yolanda Díaz. Esta convivencia entre el nacionalismo gallego y la izquierda federal no es, sin embargo, novedosa en Galicia, pues ambos espacios ideológicos forman parte en el Parlamento gallego de la coalición Alternativa Galega de Esquerda, una candidatura nacida para las elecciones gallegas de 2012 y en las que obtuvo nueve escaños. En el programa de En Marea se considera fundamental para la regeneración democrática de España el reconocimiento de las "diferentes naciones" y la introducción de la "riqueza y pluralidad lingüísticas" en las instituciones.

La alianza entre los nacionalistas de Beiras, defensor de impulsar un proceso constituyente que resuelva la relación entre las "cuatro naciones" del Estado [Galicia, Euskadi, Cataluña y España], con la izquierda rupturista de Díaz ha propiciado que el discurso de Izquierda Unida en Galicia haya agudizado sus reivindicaciones soberanistas. Díaz siempre ha defendido que su defensa del derecho de autodeterminación de Galicia no le supone roces con la dirección federal de su partido. En 2013, con motivo del Día da Patria Galega, EU suscribió con Anova el manifiesto titulado Un paso adiante, Galiza (Un paso adelante, Galicia), en el que se abundaba en esta reclamación y se ensalzaba la unión entre la “tradición de izquierda y de los procesos de liberación nacional” de Galicia.

Más información