Garzón confía en dar la sorpresa con un voto “de rebeldía”

El candidato de Unidad Popular reivindica su candidatura "coherente" ante 4.000 personas

Alberto Garzón, durante el acto de cierre de campaña en Getafe.Foto: atlas | Vídeo: CARLOS ROSILLO / VÍDEO : ATLAS

Un voto que se rebela contra “la política de clase”, pidió Alberto Garzón, para transformar un país “que pasa hambre” con un Estado “que no hace nada, que está al servicio de los más ricos”. Un voto “a contracorriente del pensamiento único y dominante”, reclamó este viernes el candidato de Unidad Popular- Izquierda Unida a la presidencia del Gobierno en el mitin de cierre de campaña en un polideportivo municipal en Getafe (Madrid), ante más de 4.000 personas. “Nos rebelamos contra un sistema injusto, contra el capitalismo, contra el patriarcado. No somos recursos humanos, somos personas con dignidad”, clamó. “¡A llenar el domingo las urnas de rebeldía!”, había llamado antes su número tres por Madrid, el abogado en la causa de Bárcenas Enrique Santiago.

Más información
Garzón, a los andaluces: “Levantaos contra la oligarquía”
Garzón vuelve como candidato a la Universidad en la que estudió
IU resiste fuera del foco
Garzón pasa al ataque y pide el apoyo a los votantes de Podemos
Alberto Garzón aboga por “romper con el poder de la dictadura”

El candidato a La Moncloa de la coalición de izquierdas pidió el apoyo para lograr un grupo parlamentario "fuerte y coherente" y reivindicó una candidatura honesta y de principios. "Queremos vencer convenciendo. Venceremos sin cambiar, sin transformar nuestra identidad", señaló en referencia velada al giro al centro de Podemos. "No tiréis vuestro voto apoyando opciones que no son capaces de cuestionar el orden inmoral del capitalismo, no lo tiréis para situarlo en el centro del tablero político", añadió su número tres. "¡No nos rendiremos, no nos arrodillaremos ante ningún poder, militar o eclesiástico!",  arengó Garzón. 

Un voto "de lucha" pide IU, para un camino que no termina el 20 de diciembre. "Pedimos el voto a la gente que aspira a convertir nuestro país de miseria en un país del que nos sintamos orgullosos. Hoy es un día más de lucha, seguiremos luchando", aseguró el candidato, que apostó por una lista conjunta de izquierdas para las generales junto a Podemos, cuyo acuerdo rechazó finalmente el partido de Iglesias. Garzón sostiene que seguirá intentando la "unidad popular" también después de las elecciones. La formación se presenta en coalición con una plataforma ciudadana llamada Unidad Popular surgida el pasado junio. Y un voto "coherente", reclamó Garzón, como su candidatura. Ante la amenaza del voto útil, llama a votar "desde el corazón y la cabeza, de los principios, para transformar la sociedad en una sociedad justa".

IU eligió Getafe, municipio obrero del extrarradio al sur de Madrid, para cerrar una campaña que ha superado sus expectativas, que ha logrado "romper el guion escrito solo para cuatro partidos", en palabras de Garzón, y con la que esperan "dar la sorpresa". "Era un guion escrito para un cuarteto de cuerda. Nosotras a eso ni nos plegamos ni nos plegaremos", dijo su número dos, la independiente Sol Sánchez.

En un ambiente festivo y reivindicativo, los varios miles de personas corearon lemas clásicos de la izquierda como "El pueblo, unido, jamás será vencido", "Que viva, la lucha, de la clase obrera", y otros nuevos, como "Unidad popular, unidad popular". El acto contó con la participación de Jaldía Abu Bakra, número dos al Senado por la coalición, de doble nacionalidad palestina y española, retenida en Gaza desde el pasado agosto y que este viernes ha logrado regresar a España tras la presión del partido, así como con "los ocho de Airbus", un grupo de sindicalistas para quienes se pide ocho años de cárcel por un piquete en la huelga contra la reforma laboral del PSOE de 2010. El candidato terminó con un entusiasta “¡Salud y República!” mientras el público jaleaba "España, mañana, será republicana".

La dirección del partido afronta las elecciones del domingo con un "optimismo moderado". Hay entusiasmo por una campaña que ha ido de menos a más y en la que se han desbordado los actos y logrado una fuerte presencia en las redes sociales. Algunos veteranos de la organización sostienen que no veían tanta afluencia en los mítines desde 1996, en los mejores tiempos de Julio Anguita. Pero en la formación también tienen "los pies en el suelo", conscientes de la dificultad de que ese buen clima se traduzca en votos y de que el tirón de un candidato muy bien valorado se convierta en apoyo a la coalición. Su objetivo es un grupo parlamentario propio con el que apuntalar a la izquierda en el Congreso y que, aunque sea pequeño, pueda jugar un papel determinante. Garzón lo ha explicado usando el símil de la CUP, el partido catalán que es llave en la gobernabilidad del Parlament.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS