Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Moderación o realismo?

Pablo Iglesias reflexiona sobre el programa de Podemos y niega haber cambiado: “Ofrecemos garantías”

Pablo Iglesias responde las preguntas de 15 ciudadanos en el acto 'Entrevista de trabajo'. Ampliar foto
Pablo Iglesias responde las preguntas de 15 ciudadanos en el acto 'Entrevista de trabajo'.

Pablo Yeves tiene 21 años y vive en Leganés (Madrid). Es estudiante universitario y trabaja de camarero durante los fines de semana. Ayer le hizo a Pablo Iglesias, candidato de Podemos a La Moncloa, una pregunta que, además de reflejar una de las inquietudes de una parte de sus potenciales votantes, ayuda a clarificar la actitud de esta formación ante las elecciones generales. “Tras haber leído el programa, no he encontrado ninguna referencia a un posible cambio del modelo de Estado que tenemos actualmente”, observó este joven, que participó en un acto bautizado Entrevista de trabajo, con preguntas de 15 ciudadanos seleccionados por los simpatizantes de Podemos.

Iglesias, delante de una pizarra, contestó con una reflexión casi seria: “Me parecería bien que Felipe VI se presentara a las elecciones. Creo que tendría muchas posibilidades de ganarlas, salvo que compitiera con Jordi Évole”. Pero, pese a admitir que se trata de una cuestión “importante”, aseguró que no la considera urgente. “No es una prioridad. La prioridad son las cinco garantías constitucionales” que plantea Podemos para reformar la Constitución.

Aunque no se trata de una renuncia —Iglesias nunca fijó posiciones sobre la revisión del modelo de Estado— sus palabras y otras preguntas, formuladas por autónomos, jubilados, funcionarios, parados y estudiantes, introdujeron una reflexión sobre la moderación de Podemos y las posibilidades de pacto después del 20-D. “Habrá escuchado que nos hemos moderado. No es verdad. Hemos preparado un programa para gobernar en este país desde el mes de enero de 2016. Nosotros no ofrecemos propuestas, ofrecemos garantías”, respondió el candidato de la formación a un pensionista preocupado por la viabilidad y puesta en marcha del plan de renta mínima garantizada.

¿Por qué no se plantea Podemos apoyar al PSOE si queda por debajo? Esta es otra de las condiciones previas que un sector de potenciales votantes del nuevo partido puede plantear. “Si el PSOE fuera diferente de lo que es, a lo mejor serían posibles ciertas cosas”, razonó Iglesias antes de señalar el Partido Socialista “prefiere ponerse de acuerdo con Ciudadanos y con el PP”, en referencia al pacto de investidura en Andalucía y a la reforma del artículo 135 acordada en 2011 por las dos principales fuerzas parlamentarias.

Los barones de Podemos que apoyaron a Gobiernos del PSOE en Extremadura, Castilla-La Mancha o Aragón están ahora escenificando un pulso preelectoral porque el objetivo de la formación sigue siendo el de ocupar ese espacio político. “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda”, dijo Iglesias, para apelar al voto de los simpatizantes socialistas.