Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pueblo más joven dice adiós al bipartidismo

En Arroyomolinos (Madrid) la media de edad es de 31 años y gobierna Ciudadanos con ayuda de todos, menos del PP

Los plenos se retransmiten a través de Internet

Resultados electorales en Arroyomolinos pulsa en la foto

La localidad madrileña de Arroyomolinos (24.200 habitantes) podría ejercer de laboratorio demográfico: es la localidad más joven de España. Hecho de aluvión, perdió su entorno rural para ser un lugar sin identidad, la típica postal de chalés en formación que tanto le ha gustado al PP en Madrid. Electoralmente hablando, Arroyomolinos ya ha dado las primeras muestras de lo que sucede en estos casos: el bipartidismo pasa a mejor vida.

En Arroyomolinos, gobierna Ciudadanos. Gobierna Ciudadanos porque todos los partidos de la localidad decidieron que no gobernara el PP, acosado por la corrupción. Lo hace a pesar de que la dirección del partido dio instrucciones de que se respetara la lista más votada, que fue la de los populares. Y gobierna con los votos del PSOE, de Podemos, y del partido local PIA (Partido Independiente de Arroyomolinos).

Trabajamos por objetivos. No perdemos el tiempo en discusiones

Llevado el asunto a lo que sus ciudadanos votaron en las autonómicas de mayo del 2015, el panorama es todavía mucho más claro: gana el PP por poco y, a muy corta distancia, se presentan Ciudadanos, PSOE y Podemos por este orden, tan igualados que las diferencias son de unos 31 votos en algún caso. Este reparto tan estrecho se reproduce en aquellas localidades españolas donde predomina la gente joven. Para más señas, Arroyomolinos tiene la envidiable media de edad de 31 años. Desterrado el bipartidismo, la política en esta localidad del suroeste madrileño es cordial. El 'y tú más' ha quedado obsoleto. Así lo reconocen los líderes de los partidos que sustentan el Gobierno local, los que llevan tiempo en la política local y los que han aparecido en escena hace unos meses. Así lo reconoce el alcalde, Carlos Ruipérez, 56 años, experto en seguridad y riesgos laborales, criminólogo también. "Si hemos aprendido una lección, es que la gente estaba harta de la bipolaridad y de que no hubiera entendimiento. No podemos perder el tiempo en discusiones".

Es el caso también de Verónica García, arqueóloga: "No soy tan joven", dice a pesar de sus 36 años. Verónica era una vecina más cuando asistió a las primeras reuniones del círculo local de Podemos en junio de 2014 y terminó siendo elegida candidata para las municipales en las primarias. Ahora es concejala. "Aquí no hay motivos para el enfrentamiento; nuestra función es controlar lo que haga el Ayuntamiento: nosotros hemos hecho dos propuestas y fueron aceptadas en el pleno".

Vista general de Arroyomolinos. ampliar foto
Vista general de Arroyomolinos. Bloomberg

Verónica describe un pueblo que ha crecido sin control y se ha poblado con vecinos procedentes de otros lugares del suroeste madrileño, "de Móstoles, de Leganés, de Fuenlabrada", explica, "donde tienen sus raíces, gente que solo duerme y vive aquí, pero no hace vida en este pueblo. No se ha fomentado el asociacionismo, ni los eventos culturales". Precisamente, de los eventos culturales se encarga Francisco Ferrero, el líder del PIA, maestro y, tiempo atrás, concejal del PP. "Estuve siete años en ese partido y me marché horrorizado. Recuerdo que le escribí cartas denunciando lo que sospechaba a gente como Esperanza Aguirre, Francisco Granados [imputado en la Púnica], López Viejo [imputado en la Gürtel]… Viendo lo que pasó después, no me extraña que no me contestaran".

Ferrero está contento con su gestión en el área de Cultura: "En cuatro años, el PP organizó 69 actos culturales en el auditorio. Nosotros llegaremos a esa cifra en febrero, en menos de un año". Describe un pueblo donde la gente convive poco entre sí, "no se socializa, no sale a la calle. Aquí no había ni mercadillos. Pero tenemos más de 5.000 niños de hasta 7 años. O sea, que la pirámide de población la tenemos muy bien".

Ferrero se siente cómodo gobernando con rivales políticos, como lo reconoce Juan Carlos García, el líder de los socialistas, profesor también. Se refiere a Carlos Ruipérez, el alcalde de Ciudadanos, con aprecio, sin reproches: "Antes de entrar en política, era el que llevaba Protección Civil. Hemos trabajado juntos. Es una persona conocida en el pueblo". García explica que los partidos emergentes han tenido mucha visibilidad en la televisión y ello ha propiciado que, en un entorno de gente joven y en un pueblo de poca convivencia vecinal, engancharan con un electorado muy pegado a la tele.

El alcalde se bajó el sueldo en 13.000 euros y dejó el coche y el chófer

"Aquí aplicamos principios de la política americana", sostiene el alcalde. "Trabajamos por objetivos, ajustamos los cargos a los perfiles profesionales, de tal manera que el concejal de Hacienda es economista y el de Educación, profesor [precisamente el área que gestiona el líder socialista]. Trabajamos por objetivos aunque seamos de partidos distintos. Y quienes están en la oposición, incluido el PP [que ahora está dirigido por una comisión gestora], tienen cargo en todos los órganos de Gobierno, para que puedan controlar lo que hacemos".

El alcalde se bajó el sueldo en 13.000 euros, dejó coche oficial y chófer. La decisión de bajar la tasa de basuras y el IBI se adoptó por unanimidad en un pleno que ahora se retransmite por Internet. El bipartidismo y la bronca han desaparecido de Arroyomolinos. Queda por vigilar si se trata de una tregua o de una tendencia.

Más información