Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Covite denuncia ante la Audiencia Nacional a 76 presos de ETA

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo acusa a los reclusos de usar documentos falsos para estudiar en la Universidad del País Vasco y la UNED y redimir condenas

Inés del Río (centro) abandona la cárcel en octubre de 2013 tras la aplicación de la 'doctrina Parot'.
Inés del Río (centro) abandona la cárcel en octubre de 2013 tras la aplicación de la 'doctrina Parot'.

La Audiencia Nacional ha recibido la denuncia presentada por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) contra 76 presos y exreclusos de ETA, a los que acusa de haber utilizado documentación falsa para cursar estudios universitarios en la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) y la UNED con el fin de acortar sus condenas. El colectivo señala que algunos de ellos consiguieron reducir casi a la mitad su tiempo de estancia en prisión gracias a la obtención de títulos académicos falsos. El tribunal aún debe resolver si admite a trámite la denuncia, aunque la fiscalía es partidaria de aceptar que se investigue el caso.

Entre los denunciados figura el coordinador de Sortu en Gipuzkoa, Joxean Agirre, de quien Covite asegura que hizo el examen de selectividad en 2001, diez años después de comenzar sus estudios universitarios.

También ha sido denunciado Imanol Haranburu Carrera, que fue propuesto para el cargo de jefe de Negociado de Escuelas de Idiomas y Acreditación de la Consejería de Educación del Gobierno de Navarra; así como el histórico miembro de ETA José Antonio López Ruiz, Kubati, el etarra Cándido Aspiazu, condenado por el asesinato de Ramón Baglietto, e Iñaki Arakama Mendia, Macario, entre otros.

Covite aportó pruebas de que se utilizaron DNI con números falsos —varios de ellos tienen números correlativos—, se duplicaron números de identificación o se obtuvo la selectividad años después de cursar supuestamente los estudios universitarios. En otros casos, según asegura el colectivo de víctimas, ni siquiera constan los documentos que acrediten haber cumplimentado las vías de acceso a la universidad.

La asociación de víctimas del terrorismo sostiene que en muchos de los supuestos denunciados los presos utilizaron esos documentos falsos para beneficiarse de la derogación de la doctrina Parot y ser excarcelados.

En su demanda, Covite solicita que se requiriera a la UPV-EHU, al centro de la UNED de Bergara (Gipuzkoa) y al Ministerio de Educación los certificados extendidos a los presos. Esta denuncia se suma a las anteriormente presentadas por Covite contra otros 11 reclusos de ETA por los mismos motivos.

Fe de errores

En una versión anterior se dijo que la Audiencia Nacional había admitido a trámite la denuncia. La Audiencia ha recibido la denuncia, pero aún debe resolver si la admite o no a trámite.