Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey aboga por la educación por la paz contra el yihadismo

En el marco de unas conferencias contra el radicalismo violento, el monarca recoge el testigo de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para crear un Instituto de la Paz

El Rey en la foto de familia tras la conferencia, este martes. Ampliar foto
El Rey en la foto de familia tras la conferencia, este martes. EFE

En el marco de las jornadas sobre prevención del radicalismo violento organizadas en Madrid por el Club Madrid —formado por 102 exjefes de Estado y de Gobierno democráticos de 67 países— y el International Centre for the Study of Radicalisation and Political Violence (ICSR), el rey Felipe VI señaló este martes la necesidad de la acción policial y el uso de medios militares pero también su insuficiencia en la lucha contra el terrorismo. “Para prevenir y afrontar plenamente los numerosos conflictos que están en la raíz del fenómeno terrorista”, dijo, “se impone la necesidad de incorporar medidas de seguridad no tradicionales, acciones concertadas de política exterior bajo un consenso que contenga los principios sobre los que se puedan asentar sociedades más pacíficas e inclusivas, como la educación en valores y la educación para la paz”.

Directo al corazón yihadista

Recogía así el monarca, en la inauguración de esas conferencias contra la violencia extremista celebradas en la capital diez años después de las que siguieron al 11-M, el testigo dejado por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que aparte de reseñar que la capital de España es la “ciudad del abrazo” y la única en el mundo que tiene un monumento a ese acogedor gesto, abogó por que se convierta en la sede de un “Instituto de la Paz” para introducir el “antídoto” de “la empatía humana” y “llegar al corazón de los yihadistas antes de que aprieten el dispositivo de la bomba o empuñen la pistola”.

Carmena: Hay que llegar al corazón del terrorista antes de que detonen la bomba

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, recurrió a los datos: “Son 157 detenidos por terrorismo islamista en lo que va de año y 620 desde los atentados del 11-M”, concretó. Y remató recordando el caso de la última joven de Almonte (Huelva) detenida la semana pasada por la Guardia Civil cuando pretendía subirse a un avión y unirse al Estado Islámico en Siria. “Se ha evitado que engrose las listas de desplazados para luchar con el ISIS y se han evidenciado las características de sus objetivos y sus métodos de captación: “Mujer, joven, radicalizada y captada a través de las redes sociales”, describió.

Fernández Díaz habló de que España cuenta con experiencia en materia terrorista por haber sufrido a ETA y que ahora se enfrenta a un nuevo tipo de terrorismo, “al que se vencerá del mismo modo: con unidad, fortaleza y perseverancia”. El ministro hizo hincapié en la importancia de generar una contranarrativa basada en el relato de las víctimas que, en concreto las del 11-M, “tendrán una subsede del Centro Memorial en Madrid”.