La elecciones impiden cerrar un pacto sobre la reforma del Senado

Los dos grandes partidos evitan llevar al pleno el texto acordado en la ponencia

La proximidad de las elecciones y el rechazo de los principales partidos a firmar acuerdos en el final de la legislatura ha impedido que el texto pactado para la futura reforma del Senado haya sido aprobada por el pleno de la Cámara alta.

Ni siquiera se trataba de poner en marcha esa reforma, sino de dejar aprobado en el pleno un texto de mínimos que sirviera de base para la futura reforma. De hecho, los partidos con representación en el Senado habían pactado el pasado mes de julio un texto que remitía a una futura reforma de la Constitución para cumplir el objetivo repetido de que sea una cámara de primera lectura en asuntos que afecten a las comunidades autónomas.

Sin embargo, de nuevo la legislatura ha terminado sin aprobar un texto en el Pleno y su discusión se eliminó de las últimas reuniones de la Mesa del Senado.

Durante toda la legislatura se reunió una ponencia que elaboró el texto de mínimos, que concluía que es necesaria esa reforma constitucional. Los grandes partidos han incluido esas referencias en sus programas electorales y prevén hacerlo de nuevo para las generales del 20 de diciembre. El PP, incluso, trató en su convención de julio sobre la posible reforma del Senado y en el citado escrito de la ponencia aceptaba por primera la posibilidad de una reforma constitucional.

El pasado mes de agosto la responsable del programa del PP, Andrea Levy, admitió que en el programa para las generales se incluiría también la referencia a esa reforma constitucional.

El texto dejaba de lado los aspectos más conflictivos como la composición de la Cámara, pero se ha frenado sin llegar al pleno. En el Congreso también se reunió durante toda la legislatura una ponencia para mejorar el reglamento de la Cámara pero, en este caso, ni siquiera hubo un acuerdo sobre las propuestas.

El PSOE admitió en la anterior legislatura un modelo de Senado con designación de las autonomías y sin elección directa por los ciudadanos. Esa propuesta quedó aparcada. Antes, José Luis Rodríguez Zapatero planteó esa reforma y llegó a consultar al Consejo de Estado, pero finalmente la frenó.

Los dos nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos, llevarán también propuestas de reforma del Senado en sus programas, pero sin concretar la forma en que pretenden materializarla.

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50