Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Meritxell Batet, coordinadora del programa electoral del PSOE

“Queremos reformar la Constitución, pero sin complacer al soberanismo”

La coordinadora del programa electoral del PSOE

Meritxell Batet, número dos del PSOE por Madrid para las elecciones generales.
Meritxell Batet, número dos del PSOE por Madrid para las elecciones generales.

Meritxell Batet (Barcelona 1973) se ha convertido desde junio en una figura clave en el proyecto del candidato del PSOE a la presidencia de Gobierno, Pedro Sánchez. Primero, le encargó la coordinación del programa electoral y del proyecto de reforma de la Constitución. Ahora, esta diputada del PSC desde hace tres legislaturas, que apoyó a Eduardo Madina frente a Sánchez en la pugna por la secretaría general socialista, ha sido designada por el aspirante a La Moncloa como número dos en la candidatura de Madrid.

Pregunta. ¿Qué consecuencias saca del resultado de las elecciones catalanas del 27-S?

Respuesta. La primera es que es el momento de la política grande, de dialogar para mejorar la convivencia y la cohesión.

P. Por el resultado puede decirse que la convivencia y la cohesión están rotas.

R. Sin exagerar, sí se puede decir que hay una fractura con un resultado de un 48% y un 52%. Tenemos que dialogar todos, todas las fuerzas políticas.

P. ¿Sobre qué pueden hablar representantes de la opción independentista con los que no la quieren, pero todos ellos con matices diferenciales entre sí?

“La singularidad propia de Cataluña no está suficientemente reconocida; por eso hay que hacer reformas”

R. Primero, respetar y reconocer al otro; respeto escrupuloso a la ley, a las reglas del juego y voluntad de acuerdo.

P. ¿Con el resultado que obtuvo el domingo el PSC, un 12% del voto de los catalanes, se cree con fuerzas para propiciar ese diálogo?

R. Es verdad que hemos tenido un resultado modesto. Es verdad también que veníamos de una escisión, de dos años de crisis, y con más adversarios en el campo político, pero somos la tercera fuerza en Cataluña y la segunda en el mundo municipal. Sí, sí tenemos fuerza para impulsar este diálogo.

P. ¿Cuál va a ser su propuesta de reforma constitucional en el ámbito territorial y, singularmente, para Cataluña?

R. Para Cataluña y para el resto de España. Tiene que haber una Cámara de representación federal, un Senado con funciones federales. Tiene que haber una reordenación de las competencias del Estado y de las comunidades autónomas. Algo está mal cuando hay tan elevada litigiosidad ante el Tribunal Constitucional. Tiene que haber un reconocimiento de la singularidad y de la personalidad propia de Cataluña.

P. ¿No está ahora reconocida esa singularidad?

R. No, no está reconocida suficientemente, por lo que es necesaria la reforma que vamos a proponer los socialistas.

“Tiene que haber una reordenación

de las competencias del Estado y

de las comunidades”

P. ¿No es necesario que para ese reconocimiento de la identidad de Cataluña se la denomine nación?

R. La respuesta sincera es que al concepto, a la denominación, llegaremos después del diálogo. Ese concepto, esa denominación, será fruto del consenso con las demás fuerzas políticas.

P. Dentro del PSOE tampoco es aceptado.

R. Hay tres hechos incontestables. Casi el 48% de los catalanes han votado opciones que defienden el sí a la independencia. El preámbulo del Estatuto establece que el Parlamento de Cataluña aprobó que Cataluña es una nación. Es una descripción, pero es lo que figura y no ha sido anulado por el Tribunal Constitucional y, además, y muy importante, hay un sentimiento de identidad propia muy fuerte, por la lengua, por la cultura, por las instituciones... Esa singularidad, esa identidad propia, como finalmente lo llamemos, tiene que verse reflejado. Nosotros no defendemos el concepto Nación-Estado con soberanía propia, sino como lo aprobó el Consejo de Europa que habla de nación desde una perspectiva histórica, lingüística, cultural e institucional.

P. ¿Y usted cree que con ese reconocimiento se dará satisfacción a los independentistas?

R. No planteamos una reforma de la Constitución para dar satisfacción a los independentistas, sino a la mayoría de los españoles y, por tanto, a la mayoría de los catalanes.

“El concepto y la denominación de Cataluña será fruto del consenso con las demás fuerzas”

P. ¿ Qué grado de concreción se puede esperar de su propuesta de reforma?

R. Estableceremos el perímetro de la reforma que España necesita para discutirlo en la próxima legislatura.

P. ¿Aspiran a que, si hay acuerdo, el encaje de Cataluña en el resto de España sea definitivo o como decía Ortega y Gasset en los años treinta, entre Cataluña y España solo cabe aspirar a la conllevanza?

R. No lo comparto. Aspiro a que los catalanes nos sintamos cómodos construyendo un destino común con el resto de los españoles y que estos se sientan orgullosos de los que aporta Cataluña al resto de España.

Más información