Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia un “agujero” en la radiotelevisión de Castilla-La Mancha

El presupuesto operativo para este 2015 ya presentaba un déficit de 1,84 millones de euros

García-Page (PSOE), felicitado por Cospedal el pasado 4 de julio en la toma de posesión como presidente de Castilla-La Mancha.
García-Page (PSOE), felicitado por Cospedal el pasado 4 de julio en la toma de posesión como presidente de Castilla-La Mancha.

La polémica en torno a la gestión de la radiotelevisión de Castilla-La Mancha no cesa. Tras la reunión del Consejo de Administración de este martes, los seis consejeros socialistas han denunciado que el anterior director general, Ignacio Villa, hizo fijos durante su mandato a 35 directivos con sueldos que alcanzaban los 90.000 euros anuales. La deuda total del ente ascendería a los ocho millones de euros, según las cuentas dejadas por el anterior equipo directivo. El PP castellanomanchego asegura, sin embargo, que en 2010, cuando gobernaba el PSOE, la deuda ascendía a los 15,5 millones de euros.

Los consejeros del PSOE en el Consejo de Administración de la Radiotelevisión de Castilla-La Mancha denuncian que la anterior ejecutiva dejó un "agujero" de ocho millones de euros en las cuentas del ente público. En palabras de Patrocinio Gómez, portavoz de los consejeros del PSOE: "Va a hacer imposible que se pueda presentar una nueva programación hasta que no sea aprobado el próximo presupuesto [para 2016]".

El presupuesto operativo para este 2015 ya presentaba un déficit de 1,84 millones de euros, según un informe al que ha tenido acceso EL PAÍS. Los ocho millones corresponden a facturas no pagadas de Telecom Castilla-La Mancha —operadora regional de telecomunicaciones— y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), según la portavoz socialista. Además, se adeudan cuatro millones a la Junta y 3,3 al Instituto de Finanzas.

Gómez denuncia también que bajo el mandato de Villa se hicieron fijos a 35 directivos con sueldos que alcanzaban los 90.000 euros anuales, además de montar una redacción paralela, hecho denunciado a lo largo de la pasada legislatura por el comité de empresa.

Los seis consejeros del PP se quejan de la "purga política sin precedentes" para echar "a más de 70 profesionales". Además, apuntan que la televisión pública tenía una deuda de 15,9 millones de euros en 2010, durante el anterior Gobierno socialista, y que se redujo a 1,5 tras el paso de Cospedal por la presidencia de Castilla-La Mancha.

A través de un comunicado, el PP apunta que "todo lo que suponga incrementar el coste de RTVCM será volver a una gestión derrochadora, que fundamentalmente iría dirigida a apoyar a determinadas productoras, tal y como es costumbre de [Carmen] Amores y [Jordi] García Candau [actual directora del ente público y el que fuera director de 2000 a 2011]. Los populares subrayan que la televisión autonómica pasó de costar anualmente "casi 80 millones al año en época del PSOE, a 39 con el PP".

Desde el PSOE niegan dicha afirmación: "El Gobierno de Cospedal se encontró con una RTVCM totalmente saneada y sin deudas como reconoció hasta el propio Villa en las Cortes de Castilla-La Mancha". El nuevo Consejo de Administración, operativo desde el pasado 2 de septiembre, está formado por seis consejeros socialistas, seis del Partido Popular y uno de Podemos.