Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia verá las recusaciones de los magistrados López y Espejel

El instructor de la causa de López reclama a la fundación FAES que certifique los pagos al magistrado por sus ponencias

El magistrado Enrique López, en una foto de archivo. Ampliar foto
El magistrado Enrique López, en una foto de archivo.

La Audiencia Nacional examinará las recusaciones planteadas por diversas acusaciones del caso Gürtel contra los magistrados conservadores Concepción Espejel y Enrique López, presidenta del tribunal y ponente de la sentencia respectivamente en el juicio por la trama de corrupción que afecta al Partido Popular. Los jueces designados como instructores de estos "incidentes de recusación" —Carmen Paloma González en el caso de Espejel y Javier Martínez Lázaro en el de López— decidieron este jueves admitir ambas a trámite.

La asociación Adade y el PSOE plantearon la recusación de López, el magistrado español más marcadamente vinculado con el PP, por varios hechos. En primer lugar, la formación conservadora ha aupado al magistrado a los puestos más relevantes de su carrera: vocal del Consejo General del Poder Judicial y magistrado del Tribunal Constitucional, cargo este del que tuvo que dimitir en junio de 2014, un año después de acceder a él, tras ser condenado por conducir ebrio su moto por Madrid. El segundo hecho es el medio centenar de ponencias de López en conferencias de la Fundación FAES, vivero ideológico del PP. También mencionan las acusaciones que López es cuñado de un empleado del empresario José Luis Ulibarri, imputado en otra fase del caso Gürtel.

El magistrado Martínez Lázaro, instructor del expediente de López, afirma que "el hecho de haber sido propuesto por el PP en tres distintas ocasiones para cargos públicos de alta relevancia sugiere una cierta vinculación de dicho partido con la carrera profesional del magistrado". Martínez Lázaro, que fue vocal del Poder Judicial entre 2001 y 2008 aupado por el PSOE admite que estos nombramientos "por sí solos no podrían llevar de una forma concluyente a la existencia de una causa de recusación".

Sin embargo, esta "apariencia de vinculación", dice el instructor, "se hace más intensa" al tener en cuenta su participación en la FAES, a la que define de "alma ideológica" del PP, y de cuya dirección forma parte Ana Mato, exministra de Sanidad y encausada en Gürtel como partícipe a título lucrativo. "No se trata de colaboraciones esporádicas u ocasionales con el PP: su elevado número sugiere una colaboración permanente durante un dilatado periodo de tiempo (…) por la que el magistrado recusado percibió (…) la no desdeñable cifra de 13.102 euros", señala Martínez Lázaro.

Esta "colaboración intensa y durante un largo periodo de tiempo", afirma el instructor, "podría implicar una [falta de] apariencia de imparcialidad y la apariencia de que el magistrado recusado pudiese tener interés directo o indirecto en la causa que está llamado a enjuiciar". El instructor ha solicitado a FAES que certifique los pagos al magistrado López por sus colaboraciones.

Respecto a la falta de imparcialidad con parentesco con un empleado del empresario Ulibarri, imputado en otra fase de Gürtel, Martínez Lázaro aprecia que por sí sola "no es bastante" para admitir a trámite la recusación, pero rechaza la alegación de Enrique López de que son causas distintas. "Esta razón no es lo suficientemente sólida pues se trata de hechos profundamente relacionados que por razones de operatividad procesal se ventilan en piezas distintas aún teniendo un tronco común", afirma el instructor de la causa de recusación.