Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los motoristas muertos en accidente aumentan tras siete años de caída

195 pilotos han fallecido este año en accidente de carretera, frente a los 177 de 2014

El alza de la movilidad y el estado de las vías, entre las causas, según el sector

Un motorista sufre un accidente en una carretera de Granada.
Un motorista sufre un accidente en una carretera de Granada.

La luz roja se ha encendido en la DGT. El repunte de motoristas muertos en las carreteras, que ya advirtió Tráfico durante la última Semana Santa, se ha consolidado a lo largo del año. 195 pilotos de motocicletas y ciclomotores han fallecido entre enero y principios de septiembre de este 2015 en vías interurbanas, frente a las 177 víctimas que se registraron en el mismo periodo de 2014. Por tanto, esta cifra, que no había parado de caer desde 2007, se traduce en un alza del 10%, según los datos del organismo encabezado por María Seguí. El aumento se acentúa en el caso de quienes manejaban motocicletas de mayor cilindrada. 139 de los fallecidos perdieron la vida a bordo de una motocicleta, en comparación con los 120 del pasado ejercicio (+16%).

El sector achaca esta subida a una concatenación de factores. Tráfico recuerda que la movilidad se ha elevado un 3,2% este año —se ha pasado de los 244,8 millones de desplazamientos de largo recorrido en los primeros ocho meses de 2014 a los 252,7 millones del presente ejercicio—. "Las condiciones climáticas durante los festivos, especialmente en Semana Santa, fueron mejores que en 2014, lo que propició la salida de motoristas a las carreteras", resaltan también fuentes de la DGT. Dos factores que asumen los pilotos. "Está claro que hay más motos en las vías, porque el empleo y la economía han remontado algo. Pero existen otras causas que explican este alza de muertos: para empezar, el mal estado de las calzadas. Sobre todo, en las vías secundarias", añade María José Alonso, vicepresidenta de la Plataforma Motera para la Seguridad Vial (PMSV).

Sobre esa idea han puesto el acento varios colectivos. La Asociación Española de la Carretera (AEC) publicó el pasado año un informe donde aseguraba que la situación de las carreteras era "la peor desde 1985" y que se necesita invertir 6.500 millones de euros para devolverlas a un estado óptimo. "Es una vergüenza cómo se encuentran en algunas comunidades, como en Castilla y León, donde muchas son tercermundistas", continúa la representante del colectivo motero, que impulsó este año la aprobación en el Congreso de una proposición no de ley para declarar el segundo domingo de junio Día Nacional de la Moto. Entre sus objetivos: concienciar al resto de conductores. Según un estudio de la Fundación Mutua Madrileña, los motoristas son culpables solamente del 5% de los accidentes en los que se ven implicados con otros vehículos.

A la espera de que se cierre 2015, el balance de motoristas muertos en accidente acumula siete años consecutivos de descensos. Los fallecidos se han reducido un 66% en ese tiempo. En 2007 se contabilizaron 612 víctimas, frente a los 209 de 2014. Este desplome alivió un sector muy castigado en los años de bonanza económica, ya que el total de fallecidos se había elevado un 26% entre 2003 y 2007, al pasar de las 486 víctimas a las 612. En ese sentido, el sector relacionó claramente la crisis con esta caída. Así lo señala la Asociación Mutua Motera: "Las motos tienen dos usos: lúdico y para trabajar". Y ambos se redujeron, añade, durante la coyuntura.

¿Cómo alguien, en el año 2015, puede salir a la carretera sin casco?

María José Alonso, vicepresidenta de la Plataforma Motera

"Las asociaciones piden la rehabilitación del firme de las carreteras, muchas de ellas con grietas, baches y roturas en el pavimento o con la pintura desdibujada. Y también solicitan que los guardarraíles se sustituyan por los sistemas de protección para motoristas (SPM)", recalcó la diputada Rosana Pérez (BNG) el pasado abril en el Congreso, tras instar al Gobierno a aprobar un plan especial de seguridad para los motoristas, que representaron el 20% de los fallecidos en 2014. Un 2% de ellos no llevaba casco. "¿Cómo alguien, en el año 2015, puede seguir saliendo a la carretera sin él? Pues ocurre, sobre todo en zonas rurales", concluye María José Alonso.

Más información