Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se presenta como “el único partido” reformista y de cambio

Los dirigentes socialistas de toda España avalan a Pedro Sánchez y apuestan por marcar una impronta lejos del radicalismo y plenamente reformista

 El secretario general del PSRE, Pedro Sánchez, al inicio de la reunión del Comité Federal.
El secretario general del PSRE, Pedro Sánchez, al inicio de la reunión del Comité Federal. EFE

El curso político ha empezado para los socialistas con su reunión de familia en la sede federal del PSOE de Madrid. Más de doscientos dirigentes de toda España escucharon ayer de su secretario general, Pedro Sánchez, primero en un discurso abierto, y, después, a puerta cerrada, llamar a la movilización para que de palabra y de obra traten de convencer a los ciudadanos de que son el único partido capaz de aunar a una mayoría social que se traduzca en mayoría parlamentaria tras las elecciones generales del próximo mes de diciembre. En este comité federal, plano, sin apenas aristas, con toda la atención puesta en las elecciones, se escuchó con especial atención a los presidentes autonómicos socialistas.

Tanto ahora como ya ocurrió en los prolegómenos de las elecciones municipales y autonómicas del pasado mes de mayo, los socialistas son conscientes de que tienen competencia por la izquierda y por el centro.

“Tenemos que ser capaces de hacer un proyecto propio y desmontar la propaganda del PP de que con tal de gobernar pactaremos con quien sea porque eso movilizará a su favor a muchos electores”. Esta advertencia la formuló el presidente asturiano, Javier Fernández, para quien el PSOE debe ser el partido de las reformas frente “al inmovilismo del PP; el rupturismo de Podemos y el independentismo” de Artur Mas y sus aliados. El gobernante asturiano dio pie al candidato socialista para trazar como objetivo del PSOE “ser primera fuerza política”. Casi al mismo tiempo que se celebraba esta reunión el presidente del PP, Mariano Rajoy, desde Cataluña, sostenía que el PSOE pactará con los radicales para impedir un Gobierno del PP. “Quien tiene que decir con quien pacta será el PP, pero no tiene a nadie porque ha gobernado contra todos”, sentenció Sánchez ante los suyos.

El espejo de las autonomías “El único cambio posible lo protagonizará el PSOE y lo conseguiremos si nos mantenemos en la centralidad, lejos del radicalismo”, señaló el presidente extremeño, Guillermo Fernández-Vara a este periódico. Él mismo en Extremadura; Javier Fernández en Asturias; Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha y Ximo Puig, en Valencia, con su acción de gobierno, se ponen como ejemplos de gestión, alejados de extremismos. “Puede haber una reubicación del electorado y nosotros debemos ir con nuestro proyecto socialdemócrata”, señala el presidente valenciano, Ximo Puig. “Todos los caminos nos deben conducir a la socialdemocracia”, señaló Puig a este periódico.

En los corrillos del PSOE están muy presentes las vicisitudes del partido gobernante en Grecia, Syriza. No les viene mal que sus promesas hayan chocado con el muro de la realidad, señalan en el PSOE. Con el discurso socialdemócrata irá el PSC a las elecciones catalanas del 27 de septiembre. Ese partido y su candidato, Miquel Iceta, obtuvieron el apoyo expreso del comité federal. “Ni Cataluña es Mas ni España es Rajoy”, clamó Pedro Sánchez. El discurso de la España federal del PSC será coreado en la campaña catalana por dirigentes del PSOE. Hoy mismo Sánchez estará en Tarragona y volverá a Cataluña muchas veces más. La presidenta andaluza, Susana Díaz y el expresidente Felipe González, entre otros, también harán campaña.