Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ‘sabios’ del PSOE piden reconocer la “singularidad” catalana

El comité de expertos que prepara una propuesta de reforma constitucional propone que se reconozca el “hecho diferencial” y piden un trato especial a Cataluña

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez con el líder y candidato del PSC, Miquel Iceta. EFE

Los socialistas propondrán que en el nuevo texto constitucional se recoja “el hecho diferencial” de Cataluña, su “singularidad” y su “personalidad”, en razón de su historia y del deseo de los catalanes de tener un perfil identitario propio, según los interlocutores consultados. También lo propondrán para otras comunidades autónomas. Los expertos constitucionalistas trabajan en el texto de reformas divididos en diferentes bloques entre los que el apartado territorial destaca como el más delicado políticamente. No parten de cero porque la Declaración de Granada, de julio de 2013, les sirve de base teórica para alumbrar un texto que ofrezca una salida al desafío secesionista en Cataluña, sin que se produzcan resquemores en el resto de España.

No habrá, sin embargo, una fórmula concreta en el programa del PSOE para las elecciones de finales de año. Un asunto tan trascendente será objeto de las discusiones de todos los partidos cuando empiece el debate constitucional en la próxima legislatura y la definición de las comunidades autónomas será el broche final, indican las fuentes consultadas. “Es absurdo quemar ahora las naves”, señala uno de los expertos al ser preguntado si propondrán el reconocimiento expreso de que Cataluña es una nación, como querría el PSC. “La fórmula será el final del camino”, remachan. Mariano Rajoy abrió el viernes la puerta a una posible reforma para la próxima legislatura.

Muchos menos senadores

No habrá fórmulas concretas pero sí muchas novedades como, por ejemplo, la reforma del Senado. Los expertos constitucionalistas ofrecerán a la dirección del PSOE dos modelos sobre quiénes serán sus miembros: representantes de los Gobiernos autónomos o senadores designados en elección directa o por designación autonómica. Actualmente, llegan por las dos vías. A espera de la decisión última, existe una mayor proclividad a que los representantes del Senado sean los Gobiernos, a la manera de Alemania. En todo caso el número de senadores será inferior a los 266 actuales. La propuesta del PSOE pondrá fin a los criterios numéricos: Madrid elige a un senador, por los 36 que llegan de Castilla y León. La desproporción es evidente y viene dada por el criterio provincial. Si la reforma propuesta por el PSOE se abre camino no hay duda de que se suprimiría la función de Cámara de segunda lectura para las leyes. Solo se verían normas que afectan a las comunidades. La última palabra sobre financiación de las autonomías la tendría esa cámara territorial.

La reforma del Senado se propondrá con relación con la “clarificación de las competencias” de las comunidades autónomas. Este será otro de los asuntos más delicados a discutir entre los partidos políticos. Los expertos constitucionalistas se abstraen en su propuesta de reforma de criterios de partido, por lo que expondrán qué competencias deberían volver al Estado por razones de eficacia y para garantizar una mayor cohesión territorial.

En todo caso los límites del Estado, por un lado, y de las comunidades por otro, deben fijarse con mucha más claridad, habida cuenta de la enorme litigiosidad entre administraciones en el Tribunal Constitucional. Los constitucionalistas, coordinados por el catedrático Gregorio Cámara y la responsable del programa electoral, Meritxell Batet, pondrán en septiembre sobre la mesa de Sánchez su primer borrador sobre los cambios de la ley de 1978.

Más información