El yihadista detenido en Alemania aludió a posibles atentados

Ayoub Motchou huyó a Stuttgart porque "están deteniendo a mucha gente"

Silvia Celestino Carrasco, presunta yihadista detenida en Lanzarote el 7 de julio.
Silvia Celestino Carrasco, presunta yihadista detenida en Lanzarote el 7 de julio.Ricardo Jordán

Se llama Ayoub Motchou. Es marroquí, aunque tiene permiso de residencia en España. Tiene solo 20 años y, según los datos que obran en poder de los investigadores que le detuvieron en Stuttgart (Alemania) el martes, ya era un activo yihadista que hablaba de la posibilidad de cometer atentados ante la oleada de detenciones policiales que se vienen produciendo en los últimos años en España.

Más información
Interior elevó la alerta tras crecer las alusiones a España en redes yihadistas
España impone el nivel más alto de alerta antiterrorista desde el 11-M
Las 13 combatientes españolas de Alá
Los yihadistas detenidos en Cataluña planeaban asesinar al estilo del EI

"Están deteniendo a mucha gente", dijo en una conversación por teléfono a su novia (o compañera), la gaditana de 44 años Silvia C., detenida en Canarias el pasado 7 de julio, acusada de ser una reclutadora de mujeres para los soldados islamistas. Aparte de con Motchou, la mujer, que se había radicalizado durante una estancia de unos meses en Mauritania y se había asentado en Arrecife (Lanzarote), mantenía contacto directo con un importante facilitador del Estado Islámico en Siria, que le daba las instrucciones para captar y facilitar el viaje a las niñas y adolescentes convencidas, todas motivadas principalmente desde el ámbito religioso.

El arresto de Silvia y otros anteriores, condujeron a los investigadores de la Brigada General de Información de la Policía Nacional hasta Motchou, quien había huido a Stuttgart alarmado por la sucesión de detenciones policiales. Desde hace meses, sus pasos eran vigilados. El joven marroquí, sobre el que pesaba una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, vivía a caballo entre Barcelona y la ciudad alemana.

Actividad en las redes

Como muchos de los yihadistas detenidos últimamente, tenía una presencia muy activa en redes sociales, en las que se presentaba con un perfil sumamente radical, exponía y publicitaba las doctrinas islamistas más extremas y las acciones más violentas que protagonizaban las organizaciones terroristas que actualmente operan en Siria e Irak (el Estado Islámico y Jhabat Al Nusra), según la información facilitada por el Ministerio del Interior. Además, a través de sus perfiles en la red, manifestaba los privilegios y ventajas de formar parte del Estado Islámico.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Agentes de la BKA alemana, en colaboración con la Comisaría General de Información y la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, le detuvieron el martes por la mañana en Stuttgart.

En su actividad diaria, Ayoub buscaba y se relacionaba con otros individuos con un perfil tan radical como el suyo. Así, creaba vínculos de amistad que le permitieron formar parte de un grupo de confianza, que tenía como actividad principal captar voluntarios yihadistas con el fin de trasladarlos a territorio sirio-iraquí.

Él ya había manifestado su intención de viajar a Siria para integrarse en las filas del Estado Islámico (Daesh en su acrónimo árabe), y había exhibido su elevada influencia sobre otros individuos en la red, a quienes había invitado a unirse a él en ese viaje. Los investigadores consideran que esta detención neutraliza a un individuo muy activo publicitando ideología de la organización y captando a nuevos combatientes yihadistas. La operación continúa abierta.

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz

Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS