Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias recibe a Garzón para oír su propuesta de confluencia

El líder de Podemos y el candidato de IU mantienen su primer encuentro formal

Garzón e Iglesias, reunidos en la sede de Podemos.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el candidato de Izquierda Unida a La Moncloa, Alberto Garzón, mantendrán este miércoles su primer encuentro formal para hablar de la propuesta de confluencia de IU para las elecciones generales. Iglesias ha aceptado la reunión que le solicitó Garzón, quien está manteniendo encuentros con los representantes de todas las fuerzas a la izquierda del PSOE. El secretario general de Podemos ha expresado en público las últimas semanas, sin embargo, su rechazo a un "frente de izquierdas" para esos comicios. La cita es a las 12 en la sede de Podemos en Madrid.

“Hay algunas personas a las que respeto mucho que quieren que a las próximas elecciones se presente un frente de izquierdas con un nombre que sea Podemos más Izquierda Unida, con un tercer nombre. La respuesta es no”,  zanjó el pasado 18 de junio Iglesias. “Para nosotros la unidad popular no tiene que ver con pactos con partidos y sopas de sigla… para nosotros la unidad popular es que la gente, los ciudadanos se unan”, dijo. Pese al rechazo rotundo a figurar en la misma papeleta de IU a escala nacional, Podemos contempla fórmulas de confluencia con otras marcas en Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia, donde explora acuerdos con ICV, Compromís y las mareas.

El candidato de IU a la presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ofreció a principios de mes a su partido y al resto de fuerzas políticas y sociales de izquierdas concurrir a las generales en candidaturas de unidad popular similares a Barcelona en Comú o Ahora Madrid. “La convergencia es el único camino”, dijo ante la Presidencia Federal de IU del pasado 5 de junio, que cerró filas en torno a su joven líder: la propuesta de Garzón fue refrendada por el 91% de los votos.

El dirigente de IU, de 29 años, se ha ofrecido a ceder la cabeza de lista de esa eventual candidatura y plantea que las siglas de IU puedan desaparecer de la papeleta. “Yo podría no ser el candidato si la gente lo decide. No hay ningún miedo”, aseguró, dispuesto a enfrentarse en primarias contra Pablo Iglesias si fuera necesario. El límite fundamental a su propuesta es que su partido no se integrarán en una candidatura que lidere Podemos y cuya marca sea Podemos. “IU no va a desaparecer, no se va a diluir, mantendrá su autonomía”. De frustrarse esa candidatura conjunta, IU seguiría presentándose en solitario a las generales, o bien con otras fuerzas de izquierdas que no sean Podemos, como ha hecho el 24-M.

El entorno de Alberto Garzón indica que Pablo Iglesias ha adelantado el encuentro a este miércoles —previsto en principio para la semana que viene— ante la previsible “preocupación” del líder de Podemos por las dificultades que puede encontrar al negociar la confluencia en Galicia y Cataluña. En esas comunidades (junto con la Comunidad Valenciana) Podemos contempla fórmulas de confluencia con otras marcas, donde explora acuerdos con ICV, Compromís y las mareas. A Garzón, que ha estado este pasado fin de semana en la comunidad gallega reuniéndose con los líderes de las mareas y otras fuerzas que han construido las candidaturas de unidad popular, le consta el rechazo en esas formaciones y movimientos sociales a integrarse en una candidatura bajo el liderazgo de Podemos, aunque la papeleta se encabezara con la marca de Podemos- (guion) otras fórmulas. En esas regiones, indican fuentes próximas al candidato, el partido de Iglesias no tiene fuerza como para imponer sus tesis al resto.

Ambos líderes han negociado personalmente la cita. Hace mucho que no hablan, y el candidato de IU a la presidencia está expectante por el tono que va a mantener Iglesias, después de que en público se haya referido en términos muy duros a IU las últimas semanas.

El dirigente de IU cree que Podemos necesita a IU si quiere ganar las elecciones, porque tal y como está configurado el sistema electoral, se exige un amplio porcentaje de voto (de en torno a un 30%) en las circunscripciones pequeñas para lograr diputados. Las encuestas no dan al partido de Iglesias, sin embargo, más de un 20% de los votos, recuerdan en el entorno de Garzón. Sin Cataluña y Andalucía no se gana, sostienen esas mismas fuentes, y Podemos no es fuerte en ninguna de las dos. Si Podemos concurre solo, inciden, logrará 30 o 40 diputados, pero no ganará las elecciones.

En IU entienden además que el debate que hay en el seno de Podemos acabará por explotar. Los círculos de Podemos e incluso dirigentes de esa formación les han trasladado que la confluencia tiene que llevarse adelante.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información