Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Un Rey para el siglo XXI

Después de algunos años difíciles, la Monarquía ha sabido actualizarse, ponerse al día con el pulso de la sociedad española

Después de casi 40 años, los pilares asentados en la Constitución de 1978 han servido para construir el mayor período de progreso, libertad y bienestar de la historia de España. Sin embargo, el paso del tiempo, los errores cometidos y la inacción desde los poderes públicos para afrontarlos han desembocado en que algunas instituciones constitucionales hayan perdido la confianza de la ciudadanía, que exige su reforma. Reforma, no ruptura: esa es la posición mayoritaria de los españoles y del Partido Socialista.

Una mirada a estos 12 meses indica acierto en el ejercicio de sus funciones constitucionales y sintonía con las preocupaciones de la sociedad española

Por eso nuestro balance de la renovación de la Corona es tan positivo. La proclamación de Felipe VI no solo supuso un saludable cambio generacional. Una mirada a estos 12 meses indica acierto en el ejercicio de sus funciones constitucionales y sintonía con las preocupaciones de la sociedad española. La Corona se ha hecho más transparente y más cercana a la ciudadanía. El perfil público del Rey, también de la Reina, merece la aprobación mayoritaria de los ciudadanos. Después de algunos años difíciles, la Monarquía ha sabido actualizarse, ponerse al día con el pulso de la sociedad española: precisamente por ello, hoy en día goza de mayores cuotas de aprobación.

Este es el camino para fortalecer las instituciones de nuestra democracia. Es tiempo de que todas ellas afronten, con igual determinación, su adaptación a los nuevos retos que nos marca el siglo XXI.

Pedro Sánchez es el secretario general del PSOE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS