polémica en ahora madrid

Carmena: “Zapata puede tener otra tarea que no sea concejal de Cultura”

El concejal de Ahora Madrid no descarta dimitir para que cese “la tormenta mediática”

El concejal de Cultura de Madrid, Guillermo Zapata.ATLAS (atlas)

El concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Guillermo Zapata, ha afirmado este lunes que no descarta dimitir por los tuits con contenido ofensivo que publicó en 2011"si es lo más adecuado para que esas personas dejen de sufrir" y para que cese "la tormenta mediática desatada". La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, decidirá este lunes tras hablar con él si le destituye. Anoche apuntó en televisión que sopesa hacerlo. La regidora se encuentra esta mañana reunida en el Ayuntamiento con su equipo de Gobierno.

Más información

La alcaldesa, en un entrevista a Efe,  ha considerado hoy que "la visión sobre el humor negro" del edil Guillermo Zapata quizás aconseje que "pueda tener otras tareas" que no sean "las de responsable de Cultura", de manera que hoy buscará cómo "rentabilizar" su posición.

"Guillermo no es un problema, habrá que buscar la manera de poder rentabilizar mejor su actuación (...), pero en principio no es un problema", ha dicho hoy Manuela Carmena en una entrevista con Efe en su recién estrenado despacho del Ayuntamiento de Madrid sobre la polémica iniciada el sábado por los mensajes en redes sociales del concejal.

En su tercer día como alcaldesa, Manuela Carmena va a abordar con el propio Zapata si éste debe dejar sus responsabilidades en el área de Cultura tras conocerse sus mensajes ofensivos contra los judíos y la víctima de ETA Irene Villa, por los que ha pedido perdón y que a la regidora le causaron preocupación.

Sus mensajes ("¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero" o "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser para que no vaya Irene Villa a por repuestos") los escribió como ejemplo de chistes "viejos" que circularon en su día y que eran "profundamente incorrectos por su crueldad", según explicó a Efe ayer

Por su parte, Zapata está dispuesto a "asumir las responsabilidades" porque Ahora Madrid es un "proyecto colectivo', no suyo ni de la alcaldesa, Manuela Carmena. El concejal de Cultura de Ahora Madrid tomará la decisión en función de cómo transcurra su conversación de hoy con Carmena "para ver cuál es la mejor manera de abordar la situación", ha asegurado en una entrevista en Radiocable. Toda la oposición política en el recién constituido Ayuntamiento de Madrid ha exigido la destitución del edil. Esta mañana, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha sumado a las peticiones de dimisión de Zapata. En una entrevista en televisión, Sánchez ha reclamado a Carmena que cese "inmediatamente" al edil por sus "declaraciones miserables" que son "impropias de una persona que aspira a ostentar la Concejalía de Cultura de una ciudad abierta y tolerante" como la capital.

Igual que hizo el domingo la alcaldesa, Zapata distingue su situación de la del también concejal Pablo Soto, quien publicó mensajes hablando de "torturar" al entonces ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Para el edil cuestionado, Soto tuvo una "salida de rabia en un momento concreto de su vida y de la vida política del país" apuntando hacia "personas responsables de determinadas políticas", mientras que sus tuits, que recogían chistes sobre el Holocausto y las víctimas del terrorismo, hablaban, aunque desde "el humor", "de personas que están en posición de debilidad, de víctimas".

"Esa es una diferencia crucial y marca una diferencia del modelo de empatía que expresa Manuela y yo lo entiendo perfectamente", ha dicho.

Manuela Carmena apuntó ayer la posibilidad de destituir a su concejal de Cultura. “Tengo que hablar con él primero y vamos a reflexionar, el humor negro no puede ser cruel. Quizá lo tengo claro ya, tengo una idea, una sensación de lo que hay que hacer, pero las decisiones tienen que ser meditadas, no pueden ser corazonadas”, aseguró en La Sexta.

Sí quiso marcar diferencias entre Zapata y Pablo Soto, concejal de Participación Ciudadana, que también ha publicado tuits injuriosos en el pasado. “Son dos cosas diferentes, el caso de Zapata tiene que ver con una defensa del humor negro cruel, que me preocupa. El caso de Pablo es distinto, está absolutamente arrepentido".

“Una primera actitud de pedir perdón me parece muy importante, tengo que hablar más con él, valorar lo que significa que en el pasado haya tenido esa actitud y sí con esa actitud puede ser concejal de Cultura”, aseguro la alcaldesa sobre Zapata. Muy diferente es su posición frente a Soto: “Es importante ver que lo hizo cuando era un activista vinculado a procesos de indignación, es una persona que ha cambiado su actitud y ahora tiene una actitud institucional que no tenía antes. Le conozco, ha pedido perdón y va a pedir poder explicar a la sociedad como ha tenido una evolución en su planteamiento político. Es muy joven, llego a la política vinculado a esa indignación que generó el 15-M… Todos tenemos un pasado, una persona puede cambiar y tener unas ideas en un momento y otras en otro. Es un orgullo de todos haber conseguido llevar a la instituciones y a los cauces profundos y democráticos a personas que se sentían fuera, lo hemos visto en el País Vasco”.

El autodenominado sindicato de funcionarios Manos Limpias ha presentado esta mañana una denuncia ante la Fiscalía de Madrid contra el concejal de Cultura de la capital Guillermo Zapata por sus bromas ofensivas en la red social Twitter, informa Fernando J. Pérez. En su escrito, Manos Limpias acusa al edil de delitos contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, injurias, amenazas e incluso un delito de genocidio. El sindicato incluye en su alegato el agravante de alevosía.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50